Sociedad

Declarado un nuevo foco de gripe aviar en especies domésticas en Íscar

La explotación afectada cuenta con 33.477 ejemplares

Imagen de archivo

Valladolid

Los Servicios Veterinarios Oficiales de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural declararon un nuevo foco de influenza aviar de alta patogenicidad H5N1 localizado en una explotación de gallinas ponedoras de la localidad vallisoletana de Íscar, situada a 500 metros del foco declarado en el mismo municipio hace nueve días.

El censo de la explotación es de 33.477 ejemplares y, dado que está ubicada en el radio de la zona de protección de los tres kilómetros del brote anterior, no se modifica la zona de restricción, no afectando a ninguna explotación avícola nueva y manteniéndose las medidas ya implantadas con la detección del primer brote en el municipio, según informó la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en un comunicado remitido a Ical.

En el radio de diez kilómetros hay 32 explotaciones, de ellas 18 en la provincia de Segovia y 14 en la provincia de Valladolid. 28 son de producción de carne, tres de producción de huevos y una de recría de ponedoras. El censo total que albergan las explotaciones de la zona de restricción es de 1.114.120 aves.

A pesar de la alta patogenicidad, el potencial de transmisión al hombre de este virus es bajo y, desde la Consejería, se están llevando a cabo todas las medidas de revisión de bioseguridad y vigilancia. De hecho, la detección temprana ha sido fruto de la vigilancia exhaustiva de los Servicios Veterinarios Oficiales en la zona, que ya estaba siendo sometida a medidas especiales de control ante la afluencia de especies silvestres de países de Europa.

185.650 aves afectadas

El total de focos de gripe aviar en especies domésticas en Castilla y León se ha saldado, por el momento, con tres explotaciones avícolas afectadas que agrupan un total de 185.650 aves: los 18.900 pavos de engorde de la explotación de Fuenterrebollo (Segovia), las 133.750 gallinas del brote detectado en Íscar hace nueve días, y los 33.477 ejemplares del comunicado hoy.

A todos ellos se unen las 16 aves silvestres detectadas con gripe aviar desde el inicio del año en El Oso, El Bohodón, Donjimeno, El Hoyo de Pinares, Nava de Arévalo, Ávila y Sanchidrián (Ávila), Fuentes de Nava (Palencia) y Medina del Campo (Valladolid).

Medidas de restricción y vigilancia

En la zona de restricción se están tomando medidas que comprenden la prohibición, con carácter general, de los desplazamientos de aves desde o hacia esa zona, la repoblación de aves de caza, la celebración de ferias, mercados, exposiciones y otras concentraciones de aves. Del mismo modo, hay restricciones a los desplazamientos de huevos para incubar, de consumo y de productos de carne de aves.

Adicionalmente, en toda la zona de restricción, se están desarrollando labores de visita, censado y verificación de sintomatología clínica, así como toma de muestras oficiales en las explotaciones avícolas situadas en esa zona.

Habitualmente, desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural se realizan dos tipos de vigilancia. Por un lado, se desarrolla la vigilancia pasiva en especies silvestres en colaboración con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, monitorizando y controlando la aparición de mortalidades anormales en especies silvestres por parte de agentes medioambientales, y visitas sistemáticas por parte de los servicios veterinarios oficiales a los vertederos de mayor afluencia de aves silvestres.

Por otro lado, y como medidas de vigilancia activa, se toman muestras en especies silvestres, 1.135 durante 2021, así como en granjas de ponedoras, pollos de engorde, patos y pavos, donde el muestreo alcanzó a 550 aves de 32 explotaciones.

Además, los Servicios Veterinarios Oficiales de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural evalúan de forma rutinaria, independientemente de la situación epidemiológica, las medidas de bioseguridad implementadas en el cien por cien de las explotaciones de gallinas de puesta y un diez por ciento de las explotaciones de pollos pequeños de engorde.

Se recuerda la necesidad de reforzar las medidas de bioseguridad en las explotaciones avícolas, especialmente aquellas medidas destinadas a evitar el contacto con aves silvestres, así como reforzar la vigilancia pasiva tanto en explotaciones avícolas como en aves silvestres, notificando a los servicios veterinarios oficiales cualquier sospecha de enfermedad.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad