SER Deportivos Región de Murcia
Fútbol

El UCAM Murcia CF confía ciegamente en Salva Ballesta

La entidad universitaria se aferra a un cambio de dinámica que esperan que esté por llegar

Salva Ballesta durante un entrenamiento del UCAM Murcia CF / UCAM Murcia CF

Murcia

El UCAM Murcia CF sumó un empate este fin de semana ante el Sabadell en casa. Esta era una de las últimas balas de Salva Ballesta al frente de un equipo que no levanta cabeza y que, a pesar de lograr un punto, en esta jornada está hundido en descenso con 24 puntos y un encuentro menos. Circunstancialmente, los equipos que están en la pugna por evitar bajar de categoría también tienen un partido menos, como es el caso de Linares Deportivo (28 puntos), Atlético Sanluqueño (29) y Real Madrid Castilla, que cuenta en su casillero con dos duelos menos disputados y acumula 29 puntos marcando la salvación.

Ante este panorama, con un equipo que en 12 jornadas cuenta con tres victorias, tres empates y seis derrotas, cualquier entrenador vería peligrar su trabajo. Para Salva Ballesta no es el caso, ya reconoció en el pospartido ante el Sabadell que "no temo ni por la muerte, como para temer por un puesto, ni por la muerte temo. Así me criaron".

Estas declaraciones se sostienen porque Ballesta sabe de primera mano que hay una confianza ciega en él. Es una apuesta personal del presidente José Luis Mendoza, un entrenador que mantendrá su crédito una semana más y que, salvo catástrofe ante el San Fernando, seguirá como entrenador del UCAM Murcia CF con la esperanza de que cambie la dinámica. Según fuentes consultadas por Radio Murcia Cadena SER, no ven que lo más inmediato sea cambiar de inquilino en el banquillo de La Condomina, sino que la apuesta por Ballesta hoy por hoy es de máxima seguridad para salir de los puestos rojos del Grupo 2 de Primera RFEF.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad