Hoy por HoyLa mirada
Opinión

La realidad supera la ficción

No podríamos escribir una novela en la que en un país, por muy inventado que sea, el Gobierno apruebe la reforma de una ley muy importante porque un diputado de la oposición se equivoca al votar.

Madrid

No es que le falte imaginación a la ficción, es que una de sus funciones es salvarnos del caos que es la realidad. La ficción es un antídoto contra la locura. La realidad se puede permitir lo que estamos viendo estos días con el PP pero ningún escritor que quiere ser mínimamente respetado armaría una trama tan poco verosímil. No podríamos escribir una novela en la que en un país, por muy inventado que sea, el Gobierno apruebe la reforma de una ley muy importante porque un diputado de la oposición se equivoca al votar. Ni que el mismo país amanezca un día con una guerra pública entre líderes de uno de sus principales partidos. Mis editoras me señalarían en rojo todas esas incongruencias, me dirían: ¿pero por qué aparece de repente un pastelero chino hijo de un líder comunista que reconvertido en empresario de material sanitario? ¿Cómo que vendía ensaimadas? ¿Y su empresa se llama Europichen? ¿Cómo va a ser que en una formación con tan largo historial de corrupción al hermano de una presidenta se le ocurra cobrar comisiones por conseguir mascarillas en plena pandemia? El único genio que podría defender una invención como ésta sería Valle Inclán.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad