A vivir que son dos díasLa píldora de Enric González
Opinión

Saldremos mejores

"Exceptuando a los intermediarios de mascarillas chinas, a los fabricantes de vacunas y de material sanitario y a algún otro, somos más pobres. También somos más neuróticos y estamos más angustiados. Todo lo lamentable es tan lamentable como antes. Y además tenemos una guerra en Europa"

Madrid

¿Se acuerdan de hace dos años? He estado mirando la hemeroteca, por curiosidad. En España, la alerta frente al coronavirus subió de baja a moderada. La OCDE pronosticó que la pandemia reduciría a la mitad el crecimiento económico occidental. Y Alberto Núñez Feijoo proclamó lo siguiente: “Es mayor mi compromiso con Galicia que con mi partido”. Ya ven. Las cosas no suelen salir como esperamos.

El 14 de marzo de 2020 se decretó en España el estado de alarma. El desastre y el sufrimiento empezaron a multiplicarse, aunque a los comisionistas de mascarillas chinas, en especial a los emparentados con una presidenta autonómica, les fue bastante bien. Los que no sacábamos comisión entramos en una época horrorosa que no habíamos conocido jamás, pero que, según los expertos, no iba a durar mucho. El 6 de junio de 2020, sólo tres meses después del inicio, el presidente Pedro Sánchez dio por concluido el asunto. “Hemos vencido al virus”, dijo ante el Congreso. Resultó que no. Las oleadas pandémicas siguieron cayendo sobre nosotros.

Y empezamos a pensar cómo sería el mundo después del covid-19. Unos decían que la sanidad pública saldría reforzada. Otros, que entraríamos en una década de festejos y vida loca. Muchos pronosticaban una era de teletrabajo. A estas alturas, sin que pueda decirse que la pandemia está a punto de terminarse (yo, al menos, no lo diría), tenemos ya algunos elementos para intuir cómo será el mundo después del virus.

Exceptuando a los intermediarios de mascarillas chinas, a los fabricantes de vacunas y de material sanitario y a algún otro, somos más pobres. También somos más neuróticos y estamos más angustiados. Todo lo lamentable es tan lamentable como antes. Y además tenemos una guerra en Europa. Rusia devasta Ucrania. Más muerte en cantidades industriales.

“Saldremos mejores”. ¿Se acuerdan de esa frase? Ahora mismo, yo me conformo con que salgamos vivos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad