Sociedad

Estudiar a fondo la despoblación y el despoblamiento para frenarlo

La Diputación de Ciudad Real ha presentado la tercera edición del Estudio sobre Despoblación y Despoblamiento que refleja los movimientos de habitantes en la provincia. Los municipios que más pierden son, sobre todo, localidades del sur de la provincia y de menos de 1.000 habitantes. Tomelloso y el entorno de la capital ganan población

Presentación del Estudio sobre Despoblación y Despoblamiento

Ya se ha presentado una nueva actualización, ya es la tercera, del Estudio sobre Despoblación y Despoblamiento en la provincia de Ciudad Real que ha impulsado la Diputación provincial.

El documento recoge los datos hasta el 1 de enero de 2020, por lo que en futuras ediciones permitirá ver como ha incidido la pandemia en los movimientos de población. María Jesús Villaverde, vicepresidenta primera de la institución provincial, marca dos objetivos principales en los que hay que seguir trabajando para frenar este proceso: políticas de acciones y garantizando los servicios básicos de quienes viven en poblaciones en riesgo de despoblación.

Trabajo realizado por Ángel Raúl Ruiz Pulpón y Francisco Ruiz González, pertenecientes, respectivamente, a los departamentos de Geografía y Ordenación del Territorio y de Tecnologías y Sistemas de la Información de la Universidad de Castilla-La Mancha, que presenta importantes novedades como la incorporación de áreas y flujos migratorios, es decir, de dónde proceden las personas que llegan a la provincia y a dónde van los que emigran: principalmente los ciudadrealeños se desplazan al levante, Zaragoza, Madrid y zonas costeras de Andalucía. En cuanto a las personas que llegan hasta nuestra provincia, sobre todo desde Toledo, Barcelona, Fuenlabrada y Alcobendas y son, en general, personas que se han jubilado y regresan a su tierra.

Además todos los datos, más de 560.000, se han volcado en la web www.d2cr.uclm.es, donde se podrán estudiar y además manejando muchas variables lo que permitirá poner en marcha iniciativas para intentar frenar este proceso. Los datos en bruto pueden filtrarse por temáticas como "territorios y temporalidad", una información que se ha obtenido, según ha contado, a partir de 18 millones de registros originales. La web cuenta con cuadros de mando interactivos y datos de población desde el año 1900.

Según los datos que recoge el estudio, en los últimos 20 años la población en la provincia ha subido un 0,19 por ciento, debido principalmente por un aumento entre 2001 y 2008, aunque con la crisis que comenzó ese año la tendencia cambió. Asimismo, entre 2015 y 2020 ha perdido habitantes, "una dinámica similar al resto de provincias de interior españolas". Un descenso de población que se está frenando y en 2019 la provincia perdió unos 700 vecinos, frente a los más de 2.000 del año 2018. Por otro lado, la diferencia entre los que nacen y mueren en la provincia presenta un dato negativo de -0,1 por ciento, mientras que las migraciones presentan un saldo positivo de más de 1.944 personas.

Las localidades de la provincia que más población han perdido más del 2 por ciento de población anual, son Valdemanco del Esteras, Solana del Pino, Villar del Pozo, Los Pozuelos de Calatrava, Villanueva de San Carlos, Puebla del Príncipe, Fuenllana, San Lorenzo de Calatrava, Guadalmez, Ballesteros de Calatrava, Anchuras, Alamillo y Almedina..

Por contra, Las poblaciones que han crecido son Tomelloso, Ciudad Real, Pozuelo de Calatrava, Miguelturra y Poblete, siendo este último el que mayor porcentaje ha experimentado, con un 6,2 por ciento de crecimiento. A nivel regional Ciudad Real, Albacete y Cuenca pierden habitantes. Toledo se mantiene y Guadalajara crece, en ambos casos por su cercanía con Madrid.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00