A vivir que son dos díasLa píldora de Enric González
Opinión

El dinero de la guerra

"La Unión Europea paga cada día a Rusia entre 230 y 240 millones de euros a cambio de gas. Eso son unos 7.000 millones al mes. Unos 100.000 millones de euros al año. ¿Se imaginan la cantidad de armamento que se puede comprar con esa cantidad?"

Madrid

La invasión de Ucrania es una atrocidad. Un crimen inmenso. Rusia ha condenado a todo un país y ha devuelto el mundo a la era del terror nuclear. No hay manera de recibir las noticias de esa guerra sin que se nos encoja el corazón. Imposible no solidarizarse con los ucranianos, víctimas de una agresión puramente imperialista.

El corazón debería encogérsenos aún más al recordar que esta invasión estamos financiándola nosotros, los europeos. Si no toda, en su mayor parte. La Unión Europea paga cada día a Rusia entre 230 y 240 millones de euros a cambio de gas. Eso son unos 7.000 millones al mes. Unos 100.000 millones de euros al año. ¿Se imaginan la cantidad de armamento que se puede comprar con esa cantidad?

Discutimos acerca de la conveniencia o no de enviar armas para la defensa de Ucrania, incautamos bienes de Vladimir Putin y sus amigos, cerramos bancos rusos, hundimos el rublo. Pero enviamos puntualmente los euros de la factura del gas a Moscú, no sea que nos cierren el suministro.

España no necesita ese gas porque lo compra a Argelia o a Estados Unidos, pero Alemania, por ejemplo, depende completamente de él. Casi la mitad del gas que importa la Unión Europea procede de Rusia. Sin ese gas no es que fuéramos a pasar frío, que también: la economía europea se iría a hacer puñetas. Por tanto, dejamos el gas fuera de las sanciones. El gas no se discute.

Esta contradicción, el hecho de que condenemos los crímenes de Putin y al mismo tiempo le ayudemos a cometerlos, lo hace todo aún más espantoso. Y más triste.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad