El Banquillo de Radio ArandaEl Banquillo de Radio Aranda
Fútbol

Campillo: "Volver y unificar el fútbol en Aranda no es sencillo"

El actual miembro del Atlético Aranda cree que la Arandina está en una situación muy diferente a la que la dejó y estaría dispuesto a colaborar, pero ya advierte que no de la misma forma que hace años

Aranda de Duero

Jesús de Andrés 'Campillo' lo deja claro. "Volver y unificar el fútbol en Aranda no es sencillo", expresa. El que fuera directivo de la Arandina sabe que buena parte del futuro del club pasa por su regreso y el resto del equipo humano que lo rodeaba y llegaría junto a él. Eso sí, ese regreso no tendrá mucho que ver con su ocupación de hace años. Y es que como ya anunciábamos ayer en la información, la intención de este nuevo proyecto es que tenga muchas manos, unas tareas repartidas y específicas y que por tanto no se sacrifique la vida personal de quienes se integren en él. En esa línea lo expresa Campillo. "Mi idea es colaborar, pero es complicado, porque falta gente, dinero y yo llevo cuatro años fuera; he cambiado de hábitos y de vida y yo no quiero volver a esa vida que llevé durante años", asegura.

También tiene claro Campillo que este proyecto de integración es positivo por aquello de que la unidad hace la fuerza, pero su relación con el futsal en ningún caso se movería. Por otro lado, está cambiar el destino del club, en una situación muy diferente a hace más de 3 años, cuando él saliera echado por quien ya no tiene relación alguna con el equipo. "Yo no voy a abandonar ni a dejar el futsal porque me gusta y queremos seguir creciendo. En su día ya quise crear equipo de futsal en la Arandina, no se pudo hacer bien y hubo que separarlo. Está claro que aquí tenemos que estar unidos todos, yo puedo colaborar en todo, pero el futuro no quiere decir que pase por nosotros solo, tiene que pasar por mucha más gente. Cuanto más unidos estemos, será mucho mejor. Hay que empezar por dar pasos que en su día no se dieron, o no se tenía que haber llegado a este momento, pero el pasado es pasado y hay que buscar soluciones. Gente que trabaje, no que figure. Que para eso valgo yo, así de claro. Me hubiera gustado haberme encontrado la situación económica, social y deportiva en buen estado, cosa que ahora no es así", asevera.

"Si esto no lo saca la gente que siente el club y todos los socios y Aranda, no merecemos estar aquí, por mucho que saques horas y trabajes", relata el que fuera un peso pesado de la Arandina, concretando que en ese posible proyecto de futuro "si hay gente que tiene experiencia en el funcionamiento del club pues mejor, y también es bueno que la gente te conozca, sepa lo que haces y por qué; eso es fundamental", antes de emitir un mensaje final. "Esto funciona con unión, si somos varios clubes no podemos seguir 'odiándonos', aunque sea a nivel deportivo porque eso se traduce a otras zonas que no interesan. Debe haber paz y colaboración para que todo el mundo esté contento, y así no avanzamos ninguno. Tenemos que sentarnos y ver cómo el deporte y el fútbol pueda progresar. Tenemos que estar a gusto todos. Hay que llevarse bien y disfrutar", concluye.

Sin lugar a dudas, la afición ya es consciente de la situación que atraviesa el club y la relevancia y la importancia de este regreso que en ningún caso sería al pasado, porque poco tendría que ver con él. El equipo que puede conformarse con el desembarco de quienes fueron injustamente expulsados del club sería, a diferencia de hace años, de puros trabajadores, y de reparto de tareas que no hipotequen vidas ni trabajos extras. Con la esperanza de que los acuerdos lleguen a buen puerto, los socios de la Arandina estarían encantados de ver por fin paz tras la guerra, una nueva unidad, y un proyecto por fin de futuro que no deje morir a un equipo con 35 años de historia a sus espaldas, que se merece continuar.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad