Sociedad
text

La víctima de una agresión machista rechaza atención médica a pesar de sangrar por la nariz tras ser golpeada

Fue arrestado el varón que le golpeó en la cara mientras viajaban en un autobús cuyo conductor alertó a la policía a través del 091

Teléfono de Emergencias de la Policía Nacional / CNP

Burgos

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Burgos detuvieron el pasado mes como presunto autor de un delito de violencia de género a un varón de 29 años, que había agredido a su pareja durante el viaje que realizaban en un autobús que había partido desde Madrid y cuyo destino era Burdeos.

Durante el trayecto, el conductor del autobús llamó al número de teléfono 091 de la Policía Nacional, explicando que un pasajero le había alertado de que había presenciado a otro viajero golpear a su mujer en la cara, haciendo que ella sangrara por la nariz.

Los agentes se personaron en la estación de Burgos y, tras la llegada del autobús, se entrevistaron con el chófer y el viajero que resultó testigo directo. Ante sus manifestaciones, procedieron a la localización y detención del presunto agresor, quien fue trasladado a dependencias policiales.

Del mismo modo, se entrevistaron con la mujer, que presentaba marcas en la cara y lesiones en la nariz e informaron a la víctima que debían trasladarla a un centro hospitalario para que la asistieran de las lesiones que presentaba, o bien que lo hiciera el personal sanitario de una ambulancia, rechazando cualquier tipo de atención médica.

Igualmente se activó el protocolo establecido y la víctima fue atendida e informada en la Unidad de Familia y Atención a la Mujer, de la Comisaría Provincial de Burgos, así como de los derechos reconocidos a las víctimas de Violencia de Género, llevándose a cabo las gestiones para proporcionarle un alojamiento.

Finalizados los trámites, el detenido pasó a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Burgos y la víctima, aunque no presentó denuncia, también fue citada para que compareciera en el juzgado para ser oída en declaración sobre los hechos.

En caso de que se presencie un episodio de malos tratos se recomienda llamar a la Policía Nacional o, si es en el ámbito rural, a la Guardia Civil. Si hay una situación de riesgo es importante alertar al Teléfono Único de Emergencias 112.

La Policía Nacional recuerda que la implicación de toda la ciudadanía es fundamental para combatir el drama de la violencia de género, no es únicamente un asunto privado. Con su concienciación y acción se puede ayudar a las mujeres que sufren esta lacra social.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad