El cine en la SEREl cine en la SER
Cine y TV

Málaga celebra su 25 aniversario presumiendo de ser el festival lanzadera de los nuevos directores del cine español

El certamen arranca una edición en la que estarán nuevas directoras, veteranos y ganadores de otras ediciones, como Carla Simón o Daniel Guzmán

Dos personas caminan junto al Palacio de los Deportes José María Martín Carpena donde se celebrará, este viernes, la gala inaugural del Festival de Cine en Español de Málaga EFE/Daniel Pérez / Daniel Pérez (EFE)

Málaga

Hace 25 años nacía el Festival de Cine de Málaga, un certamen en primavera que se iba a decantar por presentar y preservar el cine en español. La prima Biznaga de Oro la ganó Miguel Albadalejo con La primera noche de mi vida. Desde entonces, el certamen ha ido creciendo y puede atribuirse la virtud de haber descubierta a los nuevos directores, pero sobre todo a las nuevas directoras del nuevo cine español. En esta edición van a coincidir dos de esas miradas, en un mismo día, la de Carla Simón y la de Dani Guzmán.

La directora catalana ganó la Biznaga de Oro en 2017 con Verano 1993. La película había pasado por Berlín en una sección paralela con buenas críticas, pero el jurado malagueño se derritió ante su manera sencilla y sinuosa de hablar del duelo de una niña y del SIDA. Fue una de las películas del año en nuestro cine y le abrió las puertas a los grandes festivales. Con su segundo trabajo, Alcarràs, que presenta el primer sábado de Málaga fuera de competición, ha hecho historia ganando el Oso de Oro de Berlín. Carla Simón no es la única directora catalana -o de la órbita catalana más bien- que ha ganado en Málaga. Les distàncies de Elena Trapé también se coronó aquí con su retrato intimista de una generación en crisis.

También la zaragozana Pilar Palomero ha sido uno de los logros de este festival con Las niñas, película que ganó el Goya después. También en este grupo está Carlos Marques Marcet, otro de los nombres ligados a Málaga. Ha presentado casi todas sus películas aquí y es el único director, junto a Gracia Querejeta, que puede presumir de poseer dos Biznagas de Oro, por 10.000 Kilómetros y por Els dies que vindran.

También el sábado será el día de Dani Guzmán, el conocido actor ganó la Biznaga dos años antes que Carla Simón. Lo hizo con A cambio de nada, una película personal en la que hablaba de su infancia, de su barrio, de sus problemas, con su abuela de verdad. Guzmán ganó el Goya a mejor dirección novel. Como Simón, han tardado en tener su segunda película. Canallas compite este año por la Biznaga volviendo al universo del director, a su barrio e incluso a uno de sus amigos. Una comedia que roza los límites de la ficción y que cuenta también con Luis Tosar.

El actor gallego es la estrella de la inauguración. Además de Canallas, presenta el thriller político Código emperador, dirigido por su amigo Jorge Coira. Una mirada a las cloacas del estado y al funcionamiento interno del poder, de los chantajes en los partidos políticos con conexiones empresariales y policiales. Vamos, un thriller hecho de aquellos sucesos que nos enervan cada día que vemos el telediario.

El Festival de Málaga ha tenido otra constante a lo largo de estos años, la de acoger al cine de autor en su seno y al cine más comercial. El test, una comedia de Atresmedia, que patrocina el festival, con Blanca Suárez o Alberto San Juan será una de las primeras en pasar por el Teatro Cervantes. También lo hará Camera café, comedia basada en la serie de televisión que dirige Ernesto Sevilla. En cuanto al cine de autor, Adrián Silvestre presenta Mi vacío y yo, película que estuvo en Rotterdam y que habla de la realidad de las mujeres trans a través de un juego de espejos con la ficción. En Zona Cine veremos lo nuevo de Meritxell Colell, Dos, y de vuelta a sección oficial Cinco lobitos, otro debut de una directora, Alauda Ruiz de Azúa, con la que estuvo en Berlín. Una película sobre la maternidad y los cuidados con Susi Sánchez y Laia Costa. La voluntaria, segunda película de Nelly Reguera con Carmen Machi y La maniobra de la tortuga, el regreso a Málaga de Juan Miguel del Castillo después de Techo y comida. Dos películas, estas últimas, con mirada social, a la inmigración y el trabajo de las ONG y a la violencia machista. En sección oficial también hay una película de Netflix, Las niñas de cristal, dirigida por Jota Linares. La plataforma ha ido incorporándose sin grandes aspavientos en el certamen.

Este año también compite Imanol Uribe, un viejo conocido del festival. El director vasco ganó aquí el premio a mejor dirección por Miel de naranjas. Vuelve con Llegaron de noche, una historia sobre uno de los sucesos más terribles ocurridos en El Salvador, el asesinato de unos jesuitas españoles en 1989. En la pasada edición fue precisamente un veterano y consolidado director quién se alzaba con el premio. Agustí Villaronga ganaba con El ventre del mar, una de las películas más libres y bellas de la pasada edición sobre la inmigración en el Mediterráneo. Directores como Gracia Querejeta, con Héctor y 15 años y un día, Patricia Ferreira con Els nens salvatges, Gerardo Herrero con Los aires difíciles, han sido otros grandes nombres que han lanzados sus trabajos en este certamen.

Málaga también ha dado oportunidad a que distintas comedias se alzaran con el premio, algo poco habitual en el llamado cine de festivales. Joaquín Oristrell ganó con Sin vergüenza. José Corbacho y Juan Cruz con Tapas, Pablo Berger con Torremolinos 73, Laura Mañá con Sexo por compasión y Emilio Martínez Lázaro con una de las comedias más taquilleras y más influyentes de nuestro cine, El otro lado de la cama. En Málaga, a pesar de no ganar la Biznaga, también conocimos la faceta como director de Paco León y descubrimos a su madre, Carmina Barrios, como actriz y como emblema de un universo que nos cautivó desde el inicio.

Desde 2017, el festival otorga una segunda Biznaga, a la mejor película latinoamericana. La globalización de un cine en español, cada vez más presente en todo el mundo, hizo que el festival se decantara por incluir películas iberoamericanas en Sección Oficial. Los últimos días en la Habana, Benzinho o Las niñas bien han sido algunos de los títulos ganadores. Lo más destacado de esta edición es Utama, película boliviana de Alejandro Loayza Grisi que ha ido recogiendo muy buenas críticas en los festivales. Junto a ella el regreso de la española Beatriz Sanchis, que ganó el Premio del Jurado con Todos están muertos, y que vuelve con una película mexicana, The Gigantes. Por su parte, Leonardo Sbaraglia presenta Almost in love (Ámame), del argentino Leonardo Brzezicki.

En este 25 aniversaio el certamen ha dado un paso más, creando una nueva sección con películas que no son en español. Cine europeo que podrá verse en Málaga como Les promesses, con Isabelle Huppert, Un mundo nuevo de Stephan Brizé o Aquí me río yo de Mario Martone. 2022, año postpandemia será el año de celebrar el cine español, la vuelta a lo grande. De ahí que uno de los premios honoríficos que entrega el certamen haya recaído en la Academia de Cine, en representación del conjunto de profesionales del sector audiovisual. El actor Miguel Rellán, los directores Javier Calvo y Javier Ambrosi, la actriz Mercedes Morán y la histórica directora de producción, Sol Carnicero, artífice de las películas de Berlanga, completan la lista de galardonados.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad