Fútbol

La metamorfosis de Dembélé con Xavi como mentor

El futbolista francés parece otro desde que se cerró el mercado invernal y los rumores sobre su salida del club quedaron en suspense

Ousmane Dembele en la celebración del primer tanto del FC Barcelona / Angel Martinez

Más información

Digno de un guión de Christopher Nolan. Ousmane Dembélé le ha dado la vuelta a su situación deportiva como si de un calcetín se tratase. Así de fácil. El mercado de invierno en la casa azulgrana se hizo largo con las informaciones que apuntaron Sique Rodríguez y Santi Olivalle sobre la posibilidad real de la salida del francés. Pese a todo el revuelo causado, el natural de Vernon se quedó, seguramente consciente de que iba a tener protagonismo con Xavi y de la confianza que él mismo tenía de volver a su mejor nivel. Menos de dos meses después, parece que no moverse del Camp Nou ha sido la mejor decisión, tanto para el futbolista, como para el Barça.

El técnico de Terrassa dijo el pasado 8 de noviembre en rueda de prensa que "puede ser el mejor jugador del mundo en su posición. Pero hay que trabajar con él y exigirle. Depende de él, de su mentalidad, que se lesione poco, que tenga rendimiento." En aquel momento, las declaraciones de Xavi parecieron una frivolidad viendo que Dembélé no había sido titular con la camiseta azulgrana desde el 22 de mayo, en la última jornada de la temporada anterior, y que las lesiones han ido, por desgracia, de la mano del francés a lo largo de todo su periplo como 'culé'.

Pero los datos ahora reflejan una realidad muy distinta. Tanto es así, que Ousmane es el segundo máximo asistente de LaLiga con nueve pases de gol, en tan solo 12 partidos jugados y habiendo debutado en la decimoquinta fecha del campeonato nacional de liga actual. Además, ha registrado dos goles, siendo uno de ellos clave para pasar de ronda en la Copa contra un Linares que pudo darle un susto grande al Barça.

Ousmane Dembélé asistiendo a Aubameyang en el primer gol frente al Real Madrid / Angel Martinez

Un mes y medio estelar

Si nos ceñimos exclusivamente a los partidos jugados después de que se quedara en punto y aparte el revuelo de su hipotética salida en enero, los números son todavía más flagrantes. En 10 partidos ha repartido siete asistencias, un gol contra el Athletic Club y una actuación memorable en El Clásico frente al Real Madrid. Durante los primeros 45 minutos, Dembélé fue el quebradero de cabeza de la defensa blanca que no pudo neutralizar en ningún momento al 'mosquito'. En solo nueve minutos fue capaz de zafarse de Nacho, una vez más, poner un balón templado a la cabeza de Aubameyang para que este embocara en gol y colocar un saque de esquina directamente en la testa de Araújo.

Ahora, el francés se quedará en la Ciudad Condal con el resto de futbolistas no convocados por sus países para los enfrentamientos internacionales. Dembélé está volviendo a mostrarse al mundo pero Descamps necesita más para volver a llamarle. Si el atacante 'culé' quiere estar en el próximo mundial deberá seguir cuajando actuaciones como la del Bernabéu y resolver su futuro. El Barça todavía tiene objetivos por los que luchar y necesitará de la mejor versión de Ousmane para alcanzarlos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad