Sociedad

La DGT te puede multar con hasta 3.000 euros por esto que haces a diario al volante

La DGT quiere reducir la siniestralidad e insiste en la importancia de centrar tu atención en la conducción

Escuchar música en el coche

Escuchar música en el coche / Getty

El pasado 21 de marzo, la DGT hizo públicas las nuevas normas de la Ley de Tráfico que tiene como objetivo la eficacia y la convivencia en la circulación. Estos cambios se han realizado para adaptarnos a los tiempos actuales y seguir evolucionando para garantizar la seguridad de los usuarios de la vía pública. Entre ellas, destaca el uso de dispositivos móviles mientras se conduce, que puede suponer una pérdida de 6 puntos y una multa de hasta 200 euros.

En su campaña contra el uso de las redes sociales durante la circulación, la DGT ha hecho hincapié en el uso del teléfono para contestar a mensajes, realizar llamadas o el uso de auriculares. Sin embargo, quizás no sabías que escuchar música puede favorecer la distracción auditiva y ponerte en peligro en algunas situaciones, sobre todo si lo haces a un volumen excesivamente elevado.

Escuchar a tu grupo favorito con el volumen a tope impide que conduzcas con la destreza, precaución y atención en lo que sucede en la vía necesarias para mantener la seguridad de todos y evitar accidentes. Además de distraerte, un volumen alto en tu música puede impedir que seas consciente de algunos sonidos que pueden salvarte de un disgusto. Esto puede ser el claxon de otro vehículo para impedir una colisión o el sonido de la sirena de una ambulancia que necesita que le cedas el paso.

La multa por conducir con la música alta puede variar entre los 100 y los 3.000 euros, dependiendo del nivel de contaminación acústica y el nivel de ruido. Asimismo, los importes están fijados por los Ayuntamientos por lo que pueden variar en función del lugar en el que te encuentres cuando la Policía se dispone a ponerte la multa.

El nivel de referencia está fijado en los 87 decibelios (dB). No obstante, dependiendo en cuánto se exceda el límite de ruido, la sanción monetaria será mayor o menor. En el caso de Madrid, por ejemplo, si se supera en 4dB son 90 euros, en 7dB son 300 euros y a partir de ahí 600 euros, alcanzando los 3.000 euros en algunas ordenanzas municipales.

Por tanto, si quieres evitarte una sanción económica elevada por algo que muchos hacemos en nuestro día a día, asegúrate de que el nivel de tu música no supera los máximos establecidos, favoreciendo así a tu concentración.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad