Hoy por HoyLa mirada
Sociedad

No hay Cyranos en Tinder

Los usuarios de esta red social de citas no hacen gala de sus dotes poéticas

Madrid

Me cuenta una amiga que acaba de aterrizar en el mundo de las aplicaciones de citas que lo que más le ha sorprendido es lo poco y mal que escriben la mayoría de los hombres. Algunos incluso avisan en su perfil que no quieren hacerlo.

Y yo que creía que este tipo de herramientas abrían un extenso abanico de posibilidades expresivas al dar a los usuarios la comodidad y seguridad de iniciar el proceso de seducción desde la distancia, sin las contingencias propias de las citas presenciales. La culpa la tiene mi ingenua imaginación literaria.

No, parece ser que no hay Cyranos en Tinder haciendo gala de sus dotes poéticas aprovechando la ventaja que les da no tener que esconderse detrás de ningún grácil Christián y a lo que más tiempo y esfuerzos dedican quienes ligan por estas vías es a editar sus fotos de perfil. Un artificio inútil que se rompe como un espejo al ser golpeado por la realidad.

Cyrano, por lo menos, nos dejó literatura y un claro ejemplo de sublimación artística del impulso erótico, pero ¿qué arte hay en quitarse papada o aparentar un par de décadas menos de las que se uno tiene? Mi amiga no pide tanto, se conformaría con alguna que otra frase de sujeto+verbo+predicado.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad