JaraízJaraíz
Sociedad
JARAÍZ

¿Podemos producir el girasol que venía desde Ucrania?

Castilla-La Mancha es una de las principales productoras a nivel nacional y la provincia de Cuenca, líder en este cultivo

Ciudad Real

¿Podemos producir el girasol que venía desde Ucrania? Tras estallar la guerra entre Ucrania y Rusia desde la Unión Europea se establecieron excepciones y esta campaña se permite la siembra de barbechos, tanto los destinados a la diversificación de cultivo como los de las superficies de interés ecológico, sin que ello suponga ninguna penalización en el pago verde. El objetivo es aumentar la capacidad de producción agrícola y minimizar las repercusiones de desabastecimiento y el excesivo aumento del precio de productos que llegaban desde estos dos países.

Un autorización que de facto llegaba a España con escasas posibilidades de cultivo, por las fechas en las que nos encontramos, y tan sólo sería reseñable las posibilidades que ofrece el de girasol. De hecho el consejero de agricultura, Francisco Martínez Arroyo, destacaba en los últimos días la capacidad de producción de Castilla La Mancha, que podría multiplicar por cuatro la superficie dedicada a este cultivo.

De hecho, la provincia de Cuenca encabeza la producción nacional. La última campaña regional finalizó con 120.000 toneladas de este tipo de semillas, lo que supone el 15 por ciento del total nacional por lo que si cultiva toda la superficie disponible, que alcanzarían las 600.000 hectáreas, se cubriría el 50 por ciento de lo que ha dejado de llegar desde Ucrania. Y aunque la posibilidad existe, desde Cooperativas Agroalimentarias ven difícil llegar a esas cifras, como ha explicado en Jaraíz Nuria Villanueva, técnico de herbáceas en esta entidad.

"La cuenta que ha echado la Consejería, que es correcta, es que puede haber 600.000 hectáreas que ahora mismo están en barbecho que gracias a esta liberalización se podrían sembrar, lo que pasa es que no se van a sembrar todas ellas. Nosotros, tras hablar con algunas de las cooperativas donde se concentran muchos productores de girasol, calculamos que el incremento de siembra de girasol puede llegar a un 10 por ciento bien causado por este permiso especial o porque el girasol es un producto que ha ido subiendo paulatinamente su precio ya no solo por la guerra", señala.

Aunque nuestro país consume cada año 1,4 millones de toneladas de pipas de girasol, se trata de un cultivo en retroceso, cayó un 15 por ciento en 2021, y tan sólo el 57 por ciento se producen en nuestro territorio y el resto procede de Ucrania. Con esta excepción, los agricultores tendrán que echar cuentas, y es que aunque están aumentando los precios de compra, también el de los insumos y resto de gastos.

Si finalmente deciden poner en producción los terrenos que tienen en barbechos, los trámites son relativamente sencillos y tan solo tendrán que comunicárselo al gestor para que de parte. En estos momentos, Castilla La Mancha ya es una de las principales productoras nacionales, junto a Andalucía y Castilla-León, entre las tres comunidades alcanzan las 700.000 toneladas de pipas de girasol.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad