Economia y negocios

'Reduflación': pagar más por mucho menos

El incremento de los precios está haciendo estragos en las cuentas de las familias y también de las empresas, por eso algunas marcas empiezan a optar por no modificar el precio que sus productos tienen en el lineal del supermercado, pero reducen la cantidad que contienen, algo que para muchos clientes pasa desapercibido.

La reduflación consiste en reducir la cantidad del envase y mantener o incluso aumentar el precio. / Jeerachon Ngamsritus / EyeEm

Madrid

Pescanova, Danone o Cola Cao son algunas de las marcas que se han sumado en los últimos meses a lo que se ha dado en llamar “reduflación”: encarecer sus productos al tiempo que el precio de venta al público que estos marcan en los supermercados se reduce. ¿Y cómo lo consiguen? “Consiste en reducir la cantidad del envase y mantener o incluso aumentar el precio, con lo cual el efecto pasa casi desapercibido para los consumidores y se produce un aumento enmascarado de los precios”, explica Enrique García, portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), organización que ha puesto números a este fenómeno. Así, explican, el envase de Cola Cao es ahora un 5% más barato que hace un año, pero también tiene un 7,9% menos de producto, 40 gramos menos, por lo que, en términos reales, cada kilogramo de este cacao es hoy un 3,1% más caro. Ocurre lo mismo con otros productos, como los lomos de merluza de la marca Pescanova, cuyo precio ha bajado un 7,1% pero por ese importe tenemos hoy un 10% menos de pescado, por lo cual, el precio real se ha incrementado un 3,2%, o con los yogures Activia, de Danone que, aunque ahora cuestan un poquito menos (un 0,2% menos), tienen un 4% menos de producto, por lo que se han encarecido un 4%.

Lineal de supermercado en Valencia. / JeffreyGreenberg@aol.com

“Buscan enmascarar la subida de precios. En la situación de crisis que vivimos, los consumidores son muy sensibles a las subidas de precios y digamos que castigan no comprando aquellos productos que, a sus ojos, aumentan de precio. De esta forma el consumidor apenas distingue: ve el mismo producto con el mismo envase, no aprecia esa subida de precios y sigue comprando”, explica Enrique García. Pero lo cierto es que, aunque esta estrategia está pasando desapercibida para muchos consumidores, otros muchos ya han empezado a darse cuenta. Tan es así que en la red social Reddit existe un grupo llamado Shrinkflation donde los usuarios muestran hasta qué punto llega esta práctica comercial y cuán extendida está: rollos de papel higiénico que hoy son la mitad de grandes que hace un año, refrescos con “formas más aerodinámicas” que esconden una reducción del producto, y hasta los Doritos son hoy, ha reconocido la propia compañía, un poco más aire y un poco menos Doritos: cada bolsa contiene ahora cinco patatas menos.

Diferente es la situación de otros productos que disminuyen la cantidad de producto de sus paquetes, pero incrementan también el precio. En este sentido, el estudio de OCU apunta, por ejemplo, a algunos productos de Pastas Gallo, como sus macarrones, que tienen un 10% menos de producto, pero además han encarecido un 3,7% el precio del envase, o sus espaguetis, que se han encarecido un 4,1% aunque contienen un 10% menos de pasta. En este sentido fuentes de la marca explican que debido a la inflación que viene experimentando el sector “Pastas Gallo ha respondido tomando medidas de precio adecuadas en algunas categorías de producto e implementando medidas productividad en paralelo que permitan amortiguar este fortísimo aumento de costes” algo que, apuntan, “se ha comunicado con total transparencia en el momento de su implementación”. Una práctica que también han puesto en marcha conocidas marcas como Tulipán, que son ahora casi un 15% más caras que hace un año: han reducido su contenido un 10% pero han subido su precio un 3,4%. Fuentes del sector consultadas aseguran que no se trata de una práctica generalizada porque, apuntan, cada compañía opta por la estrategia comercial que más le conviene. Estrategias comerciales que, en todo caso, son legales, pero que las diferentes compañías no han querido clarificar a preguntas de la SER.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad