Baloncesto

El fracaso histórico de Los Lakers: se quedan sin 'play-in'

Los Ángeles Lakers confirman la 'catástrofe' y no lucharán por el anillo de esta temporada

Jugadores de los Lakers (de izquierda a derecha están LeBron James, Anthony Davis y Russell Westbrook) sentados en el banquillo durante el anterior partido contra los Nuggets / Wally Skalij

Los Angeles Lakers cerraron este martes un fracaso histórico al quedarse fuera del 'play-in' de la Conferencia Oeste, un puesto que ocuparán los San Antonio Spurs que remataron su hazaña tras ganar siete de sus últimos ocho partidos. Siete partidos seguidos perdiendo y un 4-17 desde el All-Star son las cifras que han llevado a los Lakers a una caída estrepitosa que sellaron con una derrota ante los Phoenix Suns en la que no jugó LeBron James por lesión.

Se trata de uno de los fracasos más espectaculares de la historia de la liga ya que el conjunto angelino no estará esta temporada luchando por el título tan solo un año y medio después de conseguir el anillo en la 'burbuja' COVID del año 2020. Todavía es más importante viendo el elenco que dispone el conjunto de Los Ángeles que acaparaba todos los focos: LeBron James, Anthony Davis, Russell Westbrook y Carmelo Anthony. Pese a las dudas de la juventud del equipo, sobre las carencias en defensa y tiro exterior y el liderazgo de ciertos jugadores... nadie hacía presagiar lo que ocurriría en este curso. No tienen opciones ni si quiera de entrar en el 'play-in'.

Todo comenzó cuando en los playoff de 2021 cayeron ante los Phoenix Suns, el mismo equipo que ahora le ha dejado fuera de la pelea. Entonces, los dirigentes del conjunto angelino hicieron un cambio estructural en la plantlla dejando fuera a jugadores importantes como Kyle Kuzma y a figuras importantes en la defensa como Kentavious Caldwell-Pope o Alex Caruso. Sí se quedaron los veteranos Carmelo Anthony, Dwight Howard, Rajon Rondo, DeAndre Jordan y Trevor Ariza. La película no cambió desde entonces con una mala defensa (vigesimosegundos en rating defensivo) y dieron todo el poder a un LeBron James que con 37 años no consiguió arrastrar a sus compañeros. LeBron se echó el equipo a la espalda y, con hazañas como los 56 puntos ante los Golden State Warriors, es el segundo máximo anotador de la NBA con 30,3 puntos por encuentro (Joel Embiid tiene 30,4), pero no fue suficiente.

Las lesiones mermaron a Anthony Davis. "Es difícil ganar cuando tus tres mejores jugadores no pueden tener tiempo juntos en la pista. Es mala suerte. Pero tenemos que recargar pilas y ver lo que viene", ha dicho el ala-pívot tras la derrota de este martes. Westbrook quedó señalado, pero ha disparado él también. El base ha asegurado que no le gusta "apuntar el dedo" contra sus compañeros y ha destacado que solo puede "controlar" sus propias acciones: Yo nunca me rindo, no forma parte de mi personalidad, más allá de lo que pase. No puedo hablar por mis compañeros, pero yo siempre juego hasta el final".

Lo que es cierto es que estos Lakers han visto como muchos equipos les han pasado por encima. En octubre perdieron contra Oklahoma City Thunder tras ir ganando por 25 puntos, en enero fueron despedazados por los Denver Nuggets (133-96) y ridiculizados en casa por los Memphis Grizzlies (117-129 tras ir 29 puntos abajo en el tercer cuarto), en febrero los New Orleans Pelicans les aplastaron entre pitos de su propia afición (95-123) y en marzo les ganaron los Houston Rockets, colistas del Oeste.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad