Internacional

Alemania desarticula un grupo de negacionistas de la COVID-19 que planeaba secuestrar al ministro de Sanidad

‘Patriotas Unidos’ tenía como objetivo secuestrar al ministro Karl Lauterbach por su decidida defensa de una política restrictiva contra el coronavirus

Karl Lauterbach, ministro de Sanidad alemán. / FILIP SINGER (EFE)

Berlín

El grupo de Telegram ‘Patriotas Unidos’ tenía como objetivos secuestrar al ministro de Sanidad, Karl Lauterbach, por su decidida defensa de una política restrictiva contra el coronavirus, y dinamitar la democracia alemana. Para ello, planeaban destruir las infraestructuras críticas del país, como líneas eléctricas e instalaciones de suministro de energía de modo que “se provocase el caos o condiciones similares a las de una guerra civil y, en última instancia, derrocar el sistema democrático en Alemania”. La Oficina Regional de Policía Criminal de Renania-Palatinado (LKA), bajo la dirección de la Fiscalía de Coblenza, ha detenido a cuatro personas e investiga a otras ocho integrantes del grupo, cuyas conversaciones seguía desde octubre de 2021.

Según la LKA y la Fiscalía, los integrantes del chat, unos 70 miembros, pertenecen a la escena de protesta del coronavirus -los conocidos como negacionistas de la COVID-19- y al movimiento ‘Ciudadanos del Reich’, que rechaza la existencia de la República Federal Alemana y aglutina a una amalgama de monárquicos, antisemitas, extremistas de derechas, o revisionistas de la Historia alemana. Algunos de ellos eran ya conocidos por la policía. Las medidas llevadas a cabo en todo el país por los investigadores han llevado a la incautación de armas y municiones, efectivo por 8.900 euros, numerosos lingotes de oro y monedas de plata, divisas por valor de 10.000 euros. La policía también se incautó de teléfonos móviles, varios soportes de datos, cuadernos y numerosos documentos escritos relacionados con los planes golpistas, certificados de vacunación falsificados y certificados de pruebas falsificados..

Los sospechosos son ciudadanos alemanes de entre 41 y 55 años de edad residentes en Renania-Palatinado y Brandenburgo a quienes la Fiscalía acusa de preparar un acto de violencia grave que pone en peligro al Estado y de infringir la Ley de Control de Armas y Armas de Guerra.

Secuestro planeado de Lauterbach

Según los investigadores, los planes del grupo incluían tres acciones concretas: La destrucción de los centros de transformación o de las líneas eléctricas debía provocar un apagón de varios días, de modo que se evocasen condiciones similares a las de la guerra civil, y esto iba a conducir a un golpe de Estado. La segunda acción consistía en el secuestro del ministro de Sanidad, Karl Lauterbach. Después de que se generase el caos, iba a llegar la tercera acción. Se nombraría a un nuevo personal directivo para que se hiciera cargo de los asuntos de Estado del Gobierno federal.

Lauterbach ha reaccionado a los supuestos planes de secuestro, diciendo que no se dejaría intimidar. “Algunos negacionistas de la COVID no se dedican a luchar contra las vacunas o los requisitos del coronavirus. Están luchando contra nuestro orden democrático básico”, ha declarado el político socialdemócrata al diario Bild am Sonntag. “Pero no tendrán éxito. No me desanimaré por ello, sino que seguiré defendiendo a toda la población. Este ejemplo muestra lo dividida que está nuestra sociedad. Superar esta división y recuperar la confianza sigue siendo el objetivo de mi política”.

Los presuntos terroristas querían comprar diez fusiles de asalto Kalashnikov, pistolas y explosivos a través de la ‘Internet oscura’. Así que los investigadores se adelantaron a sus planes y los engañaron: junto con la Fiscalía de Coblenza organizaron una venta falsa de armas y pincharon los teléfonos. Durante varias semanas desplegaron a agentes hasta que la organización se expuso públicamente.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00