Directo

CARRUSEL DEPORTIVO Sigue en directo la final de Europa League en Sevilla entre Eintracht y Rangers

La VentanaLa Ventana a las 16h
Sociedad

Hablemos de menopausia: mitos y tabús, al descubierto

La invisibilización que se sufre en muchas ocasiones con la menopausia provoca entre las mujeres, e incluso entre los ginecólogos, desconocimiento, lo que puede provocar una pérdida en la calidad de vida e incluso el riesgo a padecer enfermedades. Un problema que podría evitarse con la terapia hormonal

Hablemos de menopausia: mitos y tabús al descubierto

Hablemos de menopausia: mitos y tabús al descubierto

11:36

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1651073992574/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia calcula que tardaremos cinco años más en recuperar de forma completa la terapia hormonal vilipendiada en un viejo estudio por el que sus autores pidieron perdón. Para entonces el mito de que el tratamiento con hormonas podía ser cancerígeno había ya calado no solo entre los profesionales que lo debían recetar, sino también entre las propias mujeres. En algunos casos (cuando el fallo ovárico llega antes de los 40 años) no acceder a ese tratamiento supone un notable recorte de su esperanza de vida.

Hace unas semanas y por primera vez en la historia 21 sociedades científicas internacionales lideradas por España avalaron el uso de la terapia hormonal. Definitivamente, sus beneficios eran mucho mayores que sus riesgos limitados principalmente a mujeres con problemas oncológicos y cardiovasculares. A pesar de todas las evidencias todavía tardaremos cinco años en normalizar y generalizar ese tratamiento para los casos indicados: menopausia precoz y/o merma de la calidad de vida cuando desaparece de la regla antes de los 60 años, algo que sufre el 20% de las mujeres.

La impotancia del tratamiento

"Cuando yo empiezo a compartir lo que me estaba pasando con mis amigas, yo creo que no quedó ni una a la que no le pareciera un horror que yo tuviera que seguir una terapia hormonal", cuenta Guadalupe desde Murcia a la que le diagnosticaron un fallo ovárico con 32 años. Laura vive en Madrid y recibió el mismo diagnóstico aún más joven, con 27: "Después de algunos años, lo he dejado. Pero debería estar con terapia hormonal por lo menos 10 años más. Supongo que al final volveré". Guadalupe lo tiene claro; esta terapia le evita trombos, osteoporosis y otras morbilidades asociadas. "Yo no puedo revertir la menopausia que tengo, pero sí todos esos efectos de enfermedades paralelas gracias a la terapia hormonal. De otra manera yo sé que dentro de unos años estaría hecha polvo", explica.

El presidente electo de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia, Pluvio Coronado, calcula que recetar ese tratamiento hormonal a mujeres con fallo ovárico menores de 40 años reduce su mortalidad hasta un 33%. Es une negligencia no prescribirlo, aseguran desde esta asociación, que supone un referente mundial. "El problema es que mucha gente que conocemos la terapia hormonal y la recetamos - subraya el doctor Coronado- cuando va a su médico de cabecera le dice que no. No hay adherencia al tratamiento. Y cuando no es el médico es una amiga o una vecina. Los ginecólogos jóvenes - continúa el doctor- no saben manejar esta terapia. Al no saber manejarla y oir los ruidos anteriores no se atreven y por tanto dejan a muchas mujeres sin tratamiento", y eso es en el fondo y en la forma una clase de maltrato según esta asociación.

Los síntomas pueden durar hasta 30 años

Otro frente es la falta de sensibilidad en algunas consultas o la falta de tiempo: "La mujer como lo ve natural no entiende que sus problemas tienen solución. Si tú no le preguntas a muchas mujeres lo que les está pasando no te lo dicen, sea un ginecólgo o un médico de atención primaria; pero cuando le preguntas "¿tiene usted problemas de sequedad vaginal?", "¡ah! pues sí", responden. Y si sigues tirando del hilo es cuando te cuentan que no tienen ganas, que les duelen las relaciones y eso les supone un problema de pareja". El doctor Coronado concluye: "Usted está perdiendo calidad de vida".

El catálogo de síntomas es amplísimo. "Los sofocos los llevo muy mal. Me despiertan a mitad de la noche. Los huesos quizá sea lo peor. Es una degeneración imporante", cuenta Cristina. "Avejentamiento, subir de peso, colesterol", añade Laura. "Empecé con dolores de cabeza. Problemas para dormir. ¿Qué me pasa? se me cae el pelo", señala Lola. "La menopausia cambia el cuerpo, lo modifica, aparece una barriguita que aunque quieras meterla es que no entra... ¿pero esto qué es?", remata María desde Mallorca.

La menopausia va unida a la suma de años pero llega posiblemente en el mejor momento laboral, económico y vital para muchas mujeres; por tanto no hay asociación entre envejecimeinto y menopausia, sino una nueva etapa que puede durar de media 30 años.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad