Política

Navarra es única: la conversación en los micrófonos de La SER entre las tres presidentas

Una conversación con las tres mujeres que han dirigido la Comunidad Foral

Una conversación entre las tres presidentas navarras / Eduardo Sanz

Pamplona

Navarra es única. Suena a lema para campaña turística y podríamos argumentarlo con el hecho de que en poco más de una hora de viaje en coche podemos cambiar del paisaje lunar de las Bardenas Reales, el desierto más septentrional de la Europa Occidental, al de la Selva de Irati, la segunda extensión hayedo-abetal más grande del continente después de la Selva Negra alemana. Pero no, o no sólo por eso. Si Navarra fuera un país, sería el único que ha tenido 3 mujeres dirigiéndolo de manera consecutiva.

ACCESO A FOTOGALERÍA

Si pensamos en la primera mujer en dirigir un gobierno en el mundo seguramente nos viene a la mente el nombre de Margaret Thatcher, primera ministra británica entre 1979 y 1990. La conocida como “Dama de Hierro” fue la primera mujer jefa de ejecutivo de uno de los países del conocido como G-7, las grandes economías del mundo, o de los que pertenecen de manera permanente al Consejo de Seguridad de la ONU. Sin embargo, la primera mujer en la historia al frente de un gobierno fue, casi 20 años antes que Thatcher, Sirimavo Bandarainaike. En 1960 se convirtió en primera ministra de Ceilán y bajo su mandato el país pasó a llamarse Sri Lanka, como lo conocemos ahora. Ella también es la mujer con más tiempo en el cargo, 18 años, dos más que otra de las mujeres políticas más destacadas, Angela Merkel, que ha cumplido 16 años como canciller alemana. Entre las democracias occidentales, sólo Finlandia iguala el número de mujeres al frente del gobierno que ha tenido Navarra. Sin embargo, sus 3 primeras ministras; Anneli Jäättenmäki, Mari Kiviniemi y Sanna Marin no lo han sido de manera consecutiva como sí ha ocurrido en la comunidad foral desde 2011. Entre las comunidades españolas, Madrid también ha tenido tres presidentas; Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes e Isabel Díaz Ayuso. En ese caso, también ha habido presidentes entre sus mandatos y además las 3 son del mismo partido, el PP.

El 23 de junio de 2011, Yolanda Barcina (Unión del Pueblo Navarro) se convirtió en la primera mujer elegida presidenta de Navarra. Recibió el despacho de Miguel Sanz, de su partido, que había dirigido el ejecutivo desde 1996. El 20 de julio de 2015, Yolanda Barcina, sentada en el escaño rojo del gobierno en funciones felicitó con dos besos a Uxue Barkos (Geroa Bai), recién elegida presidenta. Y el 5 de agosto de 2019, Uxue Barkos recibió a María Chivite (Partido Socialista de Navarra-PSOE) en el despacho principal del Palacio de Navarra para escenificar el traspaso de poderes después de haberla respaldado en el Parlamento como presidenta del Gobierno.

Casi tres años después de esa imagen de la alternancia, María Chivite recibe en el Palacio de Navarra a sus dos antecesoras en un encuentro propiciado por la Cadena SER para poner el acento en esta singularidad del liderazgo femenino en la comunidad en el momento en el que la radio navarra con más trayectoria estrena nuevos estudios en el centro de Pamplona. Una cita a tres bandas en medio de agendas complicadas de cuadrar en la que Uxue Barkos y Yolanda Barcina se saludan en la puerta sur del Palacio de Navarra. La expresidenta regionalista abandonó la política activa en 2015 y es raro verla en eventos oficiales, por lo que hace tiempo que ambas no coinciden. Chivite acaba de concluir una reunión con responsables de Salud y las recibe en el pasillo de la planta principal para salir las tres al jardín del recinto, reformado recientemente. Mientras comentan la actualidad de las últimas semanas transitan por el edificio del antiguo Archivo de Navarra, reconvertidas en dependencias del ejecutivo. Una obra diseñada durante el mandato de Barkos y terminada durante el de Chivite que Barcina aún no conocía.

Navarra, 3 presidentas seguidas y de distinto signo cada una. ¿Casualidad o consecuencia?

Yolanda Barcina es directa y apunta: “Consecuencia del resultado electoral y de los liderazgos que eligen los partidos políticos”. Por su parte, Barkos señala que no existe “ninguna casualidad ni en lo uno ni en lo otro: el acceso de la mujer a los ámbitos de toma de decisión, también a la política, es un hecho y en el caso de Navarra un referente”. No obstante, advierte que “no está consolidado y hay que seguir batallando”. Sobre la diversidad de siglas remarca la ahora portavoz de Geroa Bai que “es reflejo de la realidad navarra”. Singularidad navarra que, “no debería ser una rareza” para la actual presidenta. “Lo anómalo es que hasta 2011 solo hubiera habido ocho presidentes hombres”, asegura María Chivite, que añade su agradecimiento al “trabajo que han realizado tantas mujeres a lo largo de la historia para que podamos estar hoy en cargos de representación”. Chivite sostiene que para las mujeres que están en política “es fundamental tener referentes”. Y recalca que “la igualdad es que la alternancia de mujeres y hombres al frente de las instituciones y las empresas se asuma como la norma”. La socialista dirige un gobierno de coalición que ni siquiera tiene mayoría absoluta y pronostica: “Dudo que a corto o medio plazo vuelva a haber un gobierno monocolor. Las coaliciones han venido para quedarse”.

¿Es más fácil llegar y ser presidente que presidenta?

Aquí coinciden Chivite y Barkos en apuntar a mayor dificultad para ellas. “La participación de la mujer en igualdad de condiciones y oportunidades no está consolidada”, responde Barkos. Chivite atisba sobre las mujeres en cargos públicos “cierta presión extra, un mayor escrutinio que no siempre se basa en el quehacer como presidenta sino en estereotipos de género”. No obstante, reconoce que, a veces “es autoimpuesta por nosotras mismas porque también para las mujeres es difícil huir del machismo estructural que, aunque hayamos avanzado mucho, sigue habiendo en nuestra sociedad y en las instituciones”. En este aspecto, Barcina, que también fue la primera mujer en llegar a la alcaldía de Pamplona, en 1999, discrepa: “En estos momentos es absolutamente igual, como lo demuestra la sucesión de presidentas en Navarra”.

Habla la presidenta Chivite de la necesidad de tener mujeres referentes pero las tres, cada una en su ámbito político, son ya personas de referencia. Lo son seguramente también para chicas que hoy están cursando ESO. Pedimos a presidenta y expresidentas un esfuerzo de pronóstico para ver cómo será la Navarra que esas alumnas de Secundaria liderarán en el futuro.

Uxue Barkos ve difícil hacer pronósticos en momentos tan convulsos como los actuales, tras dos años de pandemia y la incertidumbre que abre la invasión rusa de Ucrania. - Quiero pensar que seguiremos siendo una sociedad que trabaja por la solidaridad, por la igualdad; que lo hace desde la responsabilidad de manejar sus propios recursos. Una Navarra consciente de sus oportunidades y ambiciosa en corregir sus carencias.

Por su parte, Yolanda Barcina quiere hacerlo con mirada optimista. - Imagino la Navarra que liderarán con mirada esperanzada. Muy cohesionada y poco polarizada. Una Navarra solidaria y acogedora donde ayudemos a quien más lo necesita. Una comunidad orgullosa de su patrimonio cultural, de sus tradiciones y de su biodiversidad. Puntera en educación, sanidad, energías limpias, talento, innovación o inteligencia artificial. Y que sepa aprovechar su condición de foral, española y europea.

María Chivite, que ocupa hoy el despacho en el que trabajaron sus dos compañeras de conversación, comparte con la líder de Geroa Bai, socio de su gobierno, la incertidumbre sobre el futuro ante la nueva crisis internacional. Sí apunta que trabaja “para tener una Navarra en la que la ciudadanía pueda vivir al menos tan bien como ahora y reducir las desigualdades que provocó la crisis de 2012 y de la que, aún hoy, hay mucha gente que no ha conseguido recuperarse”. La presidenta imagina “un futuro donde haya más igualdad y respeto entre las personas, con una sociedad mucho más plural y abierta al mundo y adaptada a los grandes retos del siglo XXI”. Pese al vértigo que produce la actual coyuntura, concluye con un augurio optimista: “La Navarra que lideren las chicas y chicos que ahora están en el instituto quiero que sea un lugar amable en el que todo el mundo querría vivir”.

El encuentro entre las tres presidentas, en ejercicio presente o pretérito, se ha propiciado por el estreno de una nueva etapa en la Cadena SER en Navarra con la vuelta de la sede de Radio Pamplona al centro de la capital. Las tres han pasado por multitud de entrevistas en radio y también han sido y son oyentes habituales. Yolanda Barcina recuerda la radio encendida en el hogar familiar desde la infancia y actualmente se define como “asidua a la radio por las mañanas” mientras lee los periódicos y combinando al menos dos emisoras, además de acompañarle durante los viajes. El primer contacto con el medio de María Chivite viene, mientras, por la parte musical como “sinónimo de ocio, aunque luego fue ganando el espacio informativo”. Reconoce Chivite que la radio es un “medio excelente para llegar a la ciudadanía por su inmediatez y cercanía”. Y añade que, desde la responsabilidad actual permite conectar con una gran audiencia “con sólo una llamada por teléfono”. La rapidez es también la característica que destaca Uxue Barkos, “con la que la radio lleva la noticia frente a la prensa; y la fuerza que da a la palabra, frente a la televisión”. En su caso, el contacto con la radio es, además de por costumbre familiar, tiene carácter profesional ya que sus primeras prácticas como periodista las hizo en RNE, “en una sede muy cerca de donde estará ahora Radio Pamplona”. Barkos se reconoce como “consumidora voraz” de radio y destaca que los nuevos formatos de podcast le permiten adaptar sus horarios a los contenidos que le interesan.

Las tres han pasado, por su actividad en política, de oyentes a protagonistas de la información y las entrevistas. Un paso en el que María Chivite apunta que “rompe la magia” del cómo se ha imaginado a la persona que está detrás de la voz de la radio antes de conocerla. Una transición que, recalca, le ha permitido “conocer personas fantásticas y respetar más aún este medio”. Un cambio de posición que Yolanda Barcina define: “Al igual que en el Teatro de la vida, no es igual ser actor que espectador”. Como profesional del medio primero y entrevistada después, Uxue Barkos reconoce la dificultad de la transición y confiesa que le cuesta “no responder con una pregunta” en ocasiones. “Gajes del oficio”, lo define Barkos.

El próximo año, EAJ 6 Radio Pamplona y, por tanto, la radio en Navarra, cumplirá 90 años. Un medio con casi un siglo de historia pero al que las tres ven una larga trayectoria por delante. “La gente seguirá escuchando la radio en la medida en que esta sepa recoger los deseos de información, entretenimiento y conocimiento de las personas. Si bien tendrá que competir con las redes sociales como ya sucede en la actualidad”, prevé Yolanda Barcina. Añade quien fue presidenta navarra entre 2011 y 2015 que “los medios de comunicación serios y solventes deberán tener un papel cada vez más importante frente a la desinformación y las noticias falsas” y confía en que la radio combine ser “profesional, creíble y divertida”.

Uxue Barkos reconoce: “No concibo un futuro sin radio”. No obstante, deja en el aire la pregunta de “¿qué radio será?” María Chivite vaticina que “la radio tiene mucho futuro” porque “está sabiendo adaptarse a la digitalización, incluso mejor que otros medios”. Pone el ejemplo de “lo que está pasando con el mundo del podcast, que hoy por hoy permite ofrecer contenidos a la carta y casi personalizados”. Una adaptación que llevará, apunta, a que “la sigan escuchando quienes están hoy en el instituto” y habrá “mucho por delante” pasado el centenario de la radio en Navarra.

Yolanda Barcina, presidenta entre 2011 y 2015

A Yolanda Barcina Angulo, nacida en 1960, le ha correspondido abrir varias puertas en la política navarra. Doctora en Farmacia por la Universidad de Navarra en 1984 su trayectoria profesional se inició en el mundo académico como profesora titular en la Universidad de Barcelona. De ahí pasó a ocupar una plaza en la Universidad del País Vasco, en la que fue vicedecana de la facultad de Farmacia. En 1991 se incorporó a la entonces joven Universidad Pública de Navarra donde obtuvo una cátedra y formó parte en 1995 del equipo directivo de Antonio Pérez Prados como vicerrectora de Gestión Académica. Un año más tarde, Miguel Sanz (UPN) le propuso como consejera de Medio Ambiente, siendo la primera mujer en formar parte de un gabinete en la historia política navarra. En 1999, fue candidata de UPN a la alcaldía de Pamplona y se convirtió en la primera mujer en ocupar el despacho de Alcaldía. Repitió cargo tras las elecciones de 2003 y 2007, lo que le deja además como la persona que más tiempo ha ocupado la alcaldía en democracia. En 2011 sucedió a Miguel Sanz al frente de la candidatura de UPN a la presidencia del Gobierno, cargo que logró con un gobierno de coalición con el PSN, siendo también la primera presidenta de Navarra. Ese formato de ejecutivo duró hasta junio de 2012, cuando destituyó al líder socialista Roberto Jiménez como vicepresidente. Gobernó en minoría y con un mandato marcado por la crisis económica hasta 2015, cuando tomó la decisión de no repetir como candidata. En agosto de 2015 abandonó también la presidencia de UPN y la política activa.

Uxue Barkos, presidenta entre 2015 y 2019

Uxue Barkos Berruezo (Pamplona 1964) ha vivido la política desde dos ámbitos, el periodístico y el institucional. Licenciada en Ciencias de la Información en la Universidad de Navarra tuvo su primer contacto con los medios en Radio Nacional de España en Navarra y el centro territorial de TVE. Tras pasar por el ya desaparecido diario Navarra Hoy, entró en 1990 en la plantilla de Euskal Telebista. Primero como corresponsal en Pamplona, luego en la central de Iurreta y posteriormente como corresponsal en Madrid, donde fue durante varios años quien trasladó la información diaria del Congreso de los Diputados. En 2004 pasó de contar lo que pasaba en esa cámara a protagonizarlo, ya que fue elegida diputada por la coalición Nafarroa Bai, formada por EA, PNV, Aralar y Batzarre. En esa primera legislatura fue elegida diputada revelación por la Asociación de Periodistas Parlamentarios y repitió escaño en 2008. Antes, en 2007 fue candidata a la alcaldía de Pamplona, logrando ser la segunda candidata más votada, tras Yolanda Barcina. En 2011, la desintegración de Nafarroa Bai llevó a la presentación de la candidatura de Geroa Bai, con la que mantuvo el escaño de diputada. En las elecciones forales de 2011 encabezó la lista de esta coalición, logrando 9 escaños y, tras el acuerdo con Podemos, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra, la presidencia del Gobierno de Navarra. 4 años más tarde, su grupo mantuvo el mismo número de escaños, pero no sus socios. Entonces, Geroa Bai optó por acordar un ejecutivo de coalición con PSN y Podemos con María Chivite como presidenta. Uxue Barkos decidió no tener cartera en ese gabinete y se mantiene como portavoz del grupo parlamentario.

María Chivite, presidenta desde 2019 y hasta la actualidad

El interés por la política de María Chivite Navascués (Cintruénigo 1978) viene desde su época de estudiante. Con 20 años se afilió a las Juventudes Socialistas y en 2003 fue elegida concejal en su pueblo. Licenciada en Sociología por la Universidad Pública de Navarra trabajó en el ámbito de las relaciones laborales con UGT. En 2007 fue elegida parlamentaria foral y se encargó de la portavocía de Salud. 4 años más tarde pasó a ser senadora por Navarra y, pese a haber apoyado a Eduardo Madina en las primarias socialistas, Pedro Sánchez, ganador de esas elecciones, le propuso como portavoz en la Cámara Alta. En diciembre de 2014 fue elegida secretaria general del PSN y candidata a la presidencia del Gobierno. La lista del PSN logró en las forales de 2015 7 escaños y se mantuvo en la oposición al ejecutivo cuatripartito de Uxue Barkos. Cuatro años más tarde, su respaldo subió hasta los 11 escaños, siendo la segunda fuerza del Parlamento por detrás de la coalición Navarra Suma. Un acuerdo con Geroa Bai, Podemos e IE le llevó a presentarse a la investidura, que logró en segunda votación por la abstención de cinco parlamentarios de EH Bildu. La pandemia de coronavirus ha marcado gran parte de su mandato, ya que llegó 6 meses después de ponerse en marcha su gabinete.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad