La VentanaLa Ventana a las 16h
Sociedad

"No quiero revivir todo eso": La odisea de los migrantes que cruzan cada día el Mediterráneo

Amets Arzallus y Ibrahima Balde nos hablan de 'Hermanito', un libro que cuenta la historia de uno de tantos inmigrantes que cruzan a diario el Mediterráneo en busca de una vida mejor

"No quiero revivir todo eso": La odisea de los inmigrantes que cruzan cada día el Mediterráneo

"No quiero revivir todo eso": La odisea de los inmigrantes que cruzan cada día el Mediterráneo

19:37

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1651591577603/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Hace unas semanas, el Papa Francisco, tras una visita oficial a Malta, recomendó un libro de la editorial Blackie Books llamado 'Hermanito'. Este libro, que ya va por su cuarta edición, cuenta la historia de uno de tantos inmigrantes que cruzan a diario el Mediterráneo en busca de una vida mejor. Sus páginas recogen el relato de Ibrahima Balde, un joven guineano que tuvo que abandonar a la fuerza su país natal hasta llegar a Irún. A Balde todavía le cuesta hablar de todo lo que pasó. "No quiero revivir todo eso", señala Ibrahima al ser preguntado por las mafias de trata de personas.

Fue el célebre bertsolari y periodista, Amets Arzallus, quien quiso poner por escrito, en euskera y en castellano, la historia de Balde. Una que representa a tantos miles de personas que dejan atrás su casa. Lo que hoy es 'Hermanito', nació como un dossier que el periodista elaboró con el fin de servir de presentación de la historia de Ibrahima para los trámites a su llegada a nuestro país. Ibrahima llegó al País Vasco en octubre de 2018 y conoció a Amets en la frontera de Irún, que pertenece a una red de voluntarios que se dedican a atender y a ayudar a los inmigrantes que llegan a diario allí con la intención de pasar a otros países de Europa. Ahí le dijo que era de Guinea Conakri y notó que había algo más en su manera de contar. Arzallus tuvo claro desde el principio que quería alejarse de todo sensacionalismo, alejar todo circo del dolor de una persona. Una que, además, considera ya su amigo. La historia de Balde, dice, es una, pero a la vez la muchas personas que llegan a nuestro país cada día.

Una historia que conjuga muchas más

Ibrahima nació en Guinea Conakry en 1994. Vivía con su padre en la ciudad y se dedicaban a vender zapatillas en un puesto ambulante. Su padre falleció de forma repentina y en lugar de ir a vivir con su madre, sus dos hermanas y su hermano a la zona rural, decidió ir a Liberia. Con solo 13 años empezó a trabajar trasladando bultos en un mercado y a dormir en la calle. Necesitaba conseguir dinero para enviar a la familia. Luego consiguió trabajo ayudando en un camión y cuando todo parecía prosperar le llamó su madre que estaba muy enferma y volvió al pueblo para ayudarla. Estuvo dos años cuidándola hasta que tuvo que volver a la ciudad de aprendiz en un camión.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad