Más deportes

Natalia Muñoz y Rafa Bocanegra, campeones de la primera prueba de Skate 'street' del circuito andaluz celebrada en Córdoba

Los ejercicios de los gaditanos se llevan la final, que ha congregado a patinadores y aficionados en Cañero

El skater Rafa Bocanegra, durante una prueba en Córdoba / Álvaro Guerrero Jiménez

Córdoba

Los skaters Natalia Muñoz (12, Arcos de la Frontera) y Rafa Bocanegra (22, San Fernando) han conquistado las primeras plazas del podio de la prueba del circuito andaluz de skateboarding en su modalidad street que se ha celebrado este sábado en Córdoba. Un encuentro para los amantes de este deporte surgido en California (EE.UU.) en la década de los sesenta y que no para de ganar adeptos en España, "porque es una cultura y forma de vida", dicen desde la organización.

El evento ha contado con 22 participantes inscritos, un número mucho menor a lo que viene siendo habitual en las citas del skatepark del barrio de Cañero, ya que en esta ocasión se trata de una competición exclusiva para deportistas federados. Durante toda la jornada, se han sucedido patinadores de todas las edades prueba tras prueba, exhibición tras exhibición. Todo ello para disfrute de un público que se ha volcado en aplausos, especialmente durante la final, que arrancaba pasadas las 19:00 horas.

En la misma, cada participante contaba con dos rondas para 'volar' sobre la pista, girar el patín y realizar todo tipo de piruetas a frenética velocidad. Todo ello bajo la atenta mirada de un jurado de cuatro personas, integrado por skaters y miembros de la Federación Española de Patinaje.

Ahora, Muñoz y Bocanegra miran a la siguiente cita, que será en Huelva el próximo mes y donde esperan obtener los puntos para ascender al campeonato nacional. "Nos vamos contentísimos y siempre nos sentimos muy cómodos en esta ciudad por su ambiente", reconoce el ganador. Y es que fruto de sus trucos, ambos vuelven a casa con 2.000 puntos en el ranquin de clasificación y un premio de 500 euros.

Los skaters Natalia Muñoz y Rafa Bocanegra, campeones de la primera prueba de 'street' del circuito andaluz celebrada en Córdoba / Álvaro Guerrero Jiménez

Les han seguido en puntuación África Bonilla y Noa Caler en la categoría femenina; y Paco Martos y Alejandro Campomanes en la prueba absoluta de masculino. Los segundos clasificados reciben una compensación de 250 euros en metálico, mientras que los terceros ingresan 100 euros. No obstante, la organización ha querido "impulsar este deporte entre los más jóvenes", así que ha incluido unos premios específicos en material de patinaje para tres participantes menores de dieciséis años.

"Yo empecé a patinar con 12 años", cuenta el ganador señalando a su 'compatriota' gaditana, que se ha alzado con el primer puesto de la prueba con esa misma edad. En su caso, relata la joven, "mi hermano tenía una tabla de surf en casa y también patinaba, así que yo probé, me gustó y desde entonces no he parado de entrenar". Una disciplina que han demostrado sobre el asfalto de Cañero, pues incluso fuera del tiempo de competición, no cejaban en su empeño de 'clavar' aquellas piruetas que no habían salido del todo bien durante su prueba.

Eduardo García, presidente del Comité Andaluz de Skateboard, cuenta a La SER que "Córdoba ha dado el pistoletazo de salida al circuito regional de street este año, por lo que sumar puntos aquí no solo es importante sino que añade adrenalina a lo que queda de competición". Para lograr subir en la tabla de puntuación, explican los organizadores, "se valora la consistencia, la cantidad de trucos, su calidad, la estabilidad del patinador, que no cometa fallos y que sea limpio en su ejecución, además de que haya originalidad".

El responsable pone de relieve "el alto nivel que hemos visto, especialmente bajo un sol abrasador que nos ha acompañado durante todo el día". Pero la prueba es posible no solo gracias a la federación o al Instituto Municipal de Deportes (IMDECO), sino a una comunidad. La creada por el patinador Jeffrey Luque en torno al club deportivo Skaters Cordobeses.

Skate en Córdoba / Álvaro Guerrero Jiménez

"Tenemos muy poco apoyo de las instituciones", cuenta pisando una pista construida hace más de diez años y que los propios socios del club se afanan en mantener. En el entorno solo hay una papelera, pero el skatepark está impoluto. Los grafiti del muro principal todavía tienen la tinta fresca, recién renovados para que las fotos del día salgan bien. Nadie pisa sin una tabla en la mano. El barrio cordobés de Cañero ha ido sumando poco a poco respeto por este deporte urbano y los mismos que lo practican son aquellos que se encargan de tener las condiciones óptimas para hacerlo.

"Pero hemos tocado techo", dice Luque. "Tener este tipo de pruebas aquí ya es un lujo, pero ahora necesitaríamos unas instalaciones de mayor envergadura o una remodelación completa por parte de una empresa profesional", lamenta asegurando que ya hacen todo lo posible para sacarle el máximo partido y mantenerlo. Reivindica que se apoye a deportes minoritarios "también cuando no hay competiciones", pues recuerda, "estas son posibles gracias a la gente que practica; y tienen que poder hacerlo".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad