Código de BarrasCódigo de Barras
Ciencia y tecnología

La Comisión Europea propone eliminar miles de sustancias químicas presentes en casa

El veto afecta a productos de uso común como cosméticos, ropa o sartenes antiadherentes

En peligro por lo que tocamos cada día

En peligro por lo que tocamos cada día

56:03

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1651904917943/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La Comisión Europea ha presentado una hoja de ruta para restringir el uso de miles de sustancias químicas presentes en productos tan cotidianos como latas de conserva, ropa impermeable, cosméticos o utensilios de cocina antiadherentes. Se trata de una propuesta que tiene que recibir todavía el visto bueno de los estados, pero de salir adelante sería el veto más grande que se haya hecho nunca a este tipo de sustancias. "Estas sustancias químicas se llaman contaminantes cotidianos porque están en todas partes", resume Tatiana Santos, responsable de políticas de productos químicos de la Oficina Europea de Medio Ambiente.

Son sustancias que podemos encontrar en biberones, pañales, chupetes, ropa, menaje de cocina, muebles, o cosméticos y que, en determinados casos, pueden provocar problemas de salud. "Son sustancias muy tóxicas que pueden provocar cáncer, trastornos hormonales, de fertilidad, obesidad, diabetes y otras enfermedades", puntualiza Santos.

Una de esas sustancias son los PFAS, también conocidos como contaminantes eternos porque se mantienen durante años en el medioambiente. Santos menciona, de hecho, que el 99% de la población tiene este tipo de sustancias en su cuerpo y que pasan de padres a hijos.

Si son peligrosos... ¿por qué todavía siguen presentes en tantos productos?

La responsable de políticas de productos químicos de la Oficina Europea de Medio Ambiente explica que, hasta ahora, los controles han sido extraordinariamente lentos: "Se prohibían los químicos de uno en uno, y hacerlo llevaba una media de 5 años". La nueva propuesta de la Comisión Europea pasa por vetar grupos enteros de sustancias de la misma familia, con lo que se espera que el proceso sea más eficaz.

Mientras llega esa regulación, la clave está en tener la información suficiente como para poder optar por alternativas. Las sartenes antiadherentes, por ejemplo, utilizan PFAS en su composición, por lo que se recomienda sustituirlas por otras hechas de hierro forjado, cerámica o acero inoxidable. En el caso de la ropa, las prendas más afectadas son las antimanchas o impermeables. Las primeras son fácilmente sustituibles por otro tipo de tejidos que no repelan las manchas y para las segundas basta buscar la ecoetiqueta europea, que garantiza que el producto está libre de químicos potencialmente peligrosos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad