Opinión

De las musas al teatro

La Firma de Tomás Martín

"De las musas al teatro", la Firma de Tomás Martín

"De las musas al teatro", la Firma de Tomás Martín

02:15

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1652085777799/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Palencia

Buenos días. Los datos que recientemente trajeron de la mano el padrón y la encuesta de población activa, reiterativos ambos a la hora de mostrarnos la dura realidad, deberían obligarnos a bajar de las musas al teatro. Ni los prometedores augurios económicos -en especial para el sector servicios- que aportó la Semana Santa, han sido capaces de disipar la negra sombra que se divisa en nuestro horizonte.

Tal es así, que hasta la conmemoración y celebración del Primero de Mayo se vio envuelta en un halo de melancolía. Sí, la fiesta del obrero ya no es lo que era. No sé si en esta ocasión fue a causa del largo fin de semana, o que el personal, deseoso de echar una cana al aire tras la interminable pandemia, la disparatada subida de precios, la guerra de Ucrania o vaya usted a saber qué, sintiéndose acosado por la cruda actualidad se echó la manta a la cabeza y tiró palante sin reparar en la importancia de la otrora reivindicativa jornada y la pérdida de poder adquisitivo a causa del disparatado aumento del indice de precios al consumo; o que un inesperado acontecer, de nombre Pegasus, vendría a echar más leña al fuego al ya de por sí encendido discurrir patrio.

Y en esas seguimos, aunque aquí haya gente que hace denodados esfuerzos para pasar del hablemos de Palencia al hablamos de Palencia (nada baladí el cambio de tiempo verbal), una entusiasta iniciativa promovida por un grupo de ciudadanos comprometidos –se presentaron en sociedad el pasado jueves en la Biblioteca Pública de la calle Eduardo Dato- para poner en el escaparate de nuestro día a día los problemas que en lo económico y social presentan la capital y la provincia, con objeto de promover un debate entre la ciudadanía y, entre todos, intentar aportar ideas destinadas a aclarar el enrevesado panorama del hoy, y si alguien no lo remedia, del futuro de esta nuestra tierra.

Quizá ese foro encuentre lo que al parecer no saben, no pueden o no quieren encontrar nuestros representantes políticos, no otra cosa que intentar, guiados por el principio La navaja de Ockham (Entre dos teorías en igualdad de condiciones que tienen las mismas consecuencias, la explicación más sencilla suele ser la correcta), lograr lo que, dada la situación, debería resultar sencillo por muy complejo que parezca: alcanzar un pacto social que nos lleve a poner freno a la decadencia.

Hagan de la necesidad virtud y disfruten de la belleza de la primavera. Es bueno para ahuyentar al pesimismo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad