Cine y TV

'Pasapalabra' cambia una de sus pruebas más importantes para hacerla todavía más emocionante

Esta novedad provoca que la prueba sea todavía más tensa

Pasapalabra cambia una de sus pruebas. / Pasapalabra

Madrid

Pasapalabra comenzó a emitirse en Antena 3 en el año 2000. Lo hacía con Silvia Jato a la cabeza, quien presentó por primera vez el que a la postre se convertiría en el concurso más visto de la televisión. Desde entonces ya han pasado más de dos décadas en las que el concurso ha tenido que adaptarse a los nuevos tiempos para enganchar a las nuevas generaciones. Y lo cierto es que lo ha conseguido. Todo ello gracias a nuevas pruebas y mecánicas mediante las que el concurso ha ganado un ritmo del que antes carecía.

Entre ellas podemos encontrar la siempre temible Silla Azul, en la que el concursante que perdió el día anterior tiene que enfrentarse a un nuevo aspirante para retener su puesto en el programa dirigido por Roberto Leal. Una prueba en la que la emoción está a flor de piel porque podemos ver a grandes campeones contra las cuerdas. Y es que, durante estos últimos meses, hemos visto a grandes campeones como Pablo Díaz o Sofía Álvarez estar muy cerca de la eliminación. A pesar de que finalmente se llevaran el bote, ambos tuvieron que dar el callo en una de las pruebas más duras del programa.

Así es el mecanismo de la nueva Silla Azul

Una prueba muy dura que a partir de ahora aspira a serlo todavía más. Hace apenas unos días, concretamente el viernes, Roberto Leal anunciaba "un pequeño cambio" para darle una mayor emoción a la Silla Azul. Hasta la fecha, la persona que iba a enfrentarse a la Silla Azul sabía a quién se iba a enfrentar antes de llevar a cabo la prueba. Sin embargo, esto deja de ser así, tal y como ha explicado recientemente el presentador andaluz: "La persona que aspira va a ser sorpresa". De esta manera, la persona que perdió el día anterior descubrirá al mismo tiempo que la audiencia quién será su oponente.

Un cambio que se implantó desde el mismo viernes, cuando pudimos ver a Marisa completamente sola nada más comenzar el programa. Después de valorar junto a Cristina cómo le fue en el Rosco del día anterior, lamentando el hecho de haber fallado las más fáciles, la presentadora daba paso al nuevo aspirante. En primer lugar, Cristina explicaba que su nuevo oponente venía de Madrid, que tenía 28 años y que contaba con un grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Tras revelar que se llamaba Mario, el joven accedía al plató de Antena 3 para demostrar de lo que era capaz.

Marisa tendrá que volver a la Silla Azul este lunes

Sin embargo, parece que el factor sorpresa no ha sido suficiente para tumbar a Marisa. Después de demostrar que es una rival de altura para Orestes, la aspirante ha dejado claro que no será sencillo zafarse de ella en la Silla Azul tras imponerse con contundencia a Mario. Por esa misma razón, Marisa ha permanecido en el programa y ha vuelto a enfrentarse a Orestes, quienes han protagonizado un nuevo duelo de altura.

No obstante, y a pesar de haber superado a Mario en el último programa, la madrileña tendrá que volver a enfrentarse a la Silla Azul este lunes. Después de caer contra Orestes por un ajustado 21 a 20 en el Rosco, Marisa tendrá que vérselas nuevamente contra un concursante sorpresa que aspira a llevarse su silla. ¿Conseguirá mantenerse en el programa o cederá su testigo a un nuevo concursante? Y es que, desde que se marchara Jaime, el concursante que acompaña a Orestes ha cambiado en varias ocasiones y todavía no se ha establecido un rival fijo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad