Hoy por Hoy Córdoba
Opinión

Que las flores no impidan ver los Patios

Firma de opinión de la periodista cordobesa Irene Contreras, en Hoy por Hoy Córdoba

"Que las flores no impidan ver los Patios". Firma de opinión de Irene Contreras

01:39

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1652174980798/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Córdoba

La fiesta de los Patios tiene una amenaza mayor que las colas de San Basilio. Valdría la pena la masificación si, al menos, los turistas se quedaran a dormir o simplemente si los Patios se enseñaran bien. Si además de contar macetas se contaran las historias que guardaron las paredes de las que cuelgan: las de la comunidad y la resistencia en la miseria de la posguerra, las de aquellos que habitaron las casas patio antes de que el trampantojo del ascensor social permitiera a sus descendientes mudarse a bloques de pisos con baño particular y ventanas con aislamiento acústico.

Cuando la última persona del planeta se haya hecho su foto con la buganvilla de Marroquíes, el milagro económico de los Patios habrá acabado. Para entonces quizás hayamos perdido por el camino a quienes se cansaron de la masificación y el jaleo, del roce de las mochilas estropeando la pilistra, y cerraron las puertas para no volver a abrir. Solo se quiere lo que se conoce y solo se cuida lo que se quiere. Habrá que educar para que las flores no nos impidan ver los Patios, o pronto habremos perdido lo que los hacía únicos. Que es lo único que nos pidieron cuidar.

Esos relatos de la Córdoba que fue, y que no es necesariamente mejor que la de hoy, no se puede enseñar en 'selfies' pero representan el patrimonio inmaterial que nos hace abrir telediarios. Para reivindicarlos no hace falta romantizar el pasado ni la miseria: ahora hay quien se han empeña en habitar los espacios que resisten a la especulación hotelera, al cerco de los bares y los supermercados express, a la falta de bancos y farmacias y a los folletos que aparecen debajo de las puertas con ofertas para comprar el edificio y convertirlo en otro hotel con encanto. Ese podría ser el Patrimonio Inmaterial del presente, el que debemos esforzarnos en cuidar: comunidad, convivencia y resistencia. Eso sí, entre gitanillas y geranios.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad