Economia y negocios

Las lluvias de primavera permiten elevar el riego agrícola en el Guadalquivir hasta los 1750 metros cúbicos por hectárea

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir aprueba un desembalse máximo de 600 hectómetros cúbicos

Andalucía

Las lluvias que han caído en primavera han permitido que la comisión de desembalses eleve hasta los 1750 metros cúbicos por hectárea la dotación de riego para este año en la cuenca del Guadalquivir. La Comisión ha autorizado hoy un desembalse máximo de 600 hectómetros cúbicos para esta campaña. Esto es casi un 70 menos de dotación de agua que en la campaña anterior y desembalse un 35% menor que en 2021. "Es lo que podemos ofrecer" ha dicho el presidente de la CHG, Joaquín Páez. No hay que perder de vista que la cuenca se mantiene en situación excepcional por sequía. La situación de los pantanos ha pasado del 26% de almacenamiento que registraban en noviembre de 2021 al 32, 24% de media en la que se encuentran en este momento.

Aunque se eleven las cantidades. la situación no deja de ser complicada. Hay muchos agricultores que han tenido que renunciar este año a sus cultivos por la previsión de falta de riego.

Hoy se han aprobado también los criterios para los riegos extraordinarios cuya solicitud está abierta hasta el próximo 20 de mayo. La mayor parte de lo que se va a regar son cultivos leñosos: olivar fundamentalmente.

Desde la Confederación insisten en la necesidad de hacer un buen uso del agua de la cuenca, entienden que no son las dotaciones que los regantes querrían pero son las únicas que pueden ofrecer y recuerdan que se han activado medidas de control para evitar captaciones ilegales de agua.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad