Hora 14 Redacción RondaHora 14 Redacción Ronda
Sociedad

El INFOCA afronta una noche clave para controlar el incendio de Pujerra y refuerza los medios terrestres para aprovechar las condiciones favorables

El fuego sigue activo y ya ha quemado más de 2.100 hectáreas y obligado a desalojar a 2.000 personas del caso urbano de Benahavís y otras cuatro urbanizaciones de la zona

El incendio de Sierra Bermeja, desde el aire

El incendio de Sierra Bermeja, desde el aire

Ronda

Serán las próximas horas clave para poder controlar el incendio de Pujerra ya que se ha abierto una ventana meteorológica favorable con menos viento y más humedad, la primera desde que comenzó el incendio, que permite atacar mejor el fuego por tierra, estas son las razones que han llevado a los responsables del INFOCA a reforzar el operativo terrestre cuando se retiran los medios aéreos al filo de las 21.30 horas según ha señalado esta tarde Alejandro García, subdirector del Centro Operativo Regional (COR) del INFOCA. El fuego sigue activo, preocupan los frentes del noroeste, suroeste y este mientras que el del oeste, que linda con la zona quemada en el incendio de Sierra Bermeja, no preocupa ya que no tiene combustible para continuar avanzando y , de hecho, se ha retirado el operativo de ese punto.

Junto a estos frentes genéricos preocupa el de la zona norte del casco urbano de Benahavís ya que, según el subdirector del COR, la abundante y densa masa forestar impide que el agua arrojada por los medios aéreos llegue a tocar tierra.

El INFOCA ha diseñado para la noche un plan de actuación quirúrgico, ha señalado García, con un refuerzo de operativos y que incluye labores de tendido de mangueras, fuego técnico o preparar zonas de anclaje para los operativos en tierra.

Las estimaciones provisionales realizadas por los técnicos del Infoca indican que el incendio ha afectado, por el momento, a unas 2.150 hectáreas de superficie forestal con distintos grados de afección.

Así lo han informado desde el Plan Infoca en un mensaje en su cuenta en Twitter, consultado por Europa Press. Unos 1.000 efectivos de distintos organismos trabajan durante la jornada de este jueves en las labores de extinción, seguridad y coordinación en el incendio, declarado sobre las 15.04 horas en el Paraje de la Resinera y que afecta actualmente a los municipios de Pujerra, Júzcar y Benahavís. Primero se activó el nivel 1 y posteriormente el 2.

Las próximas horas son claves para la evolución del incendio, que sigue fuera de control, según la explicación en la SER del subdelegado del Gobierno: "Aún no está controlado. El viento ha amainado un poco durante la noche y esperamos que haya un cambio de aire que ayude".

El viento ha amainado y sopla con mucha menos intensidad que ayer por lo que se espera, si la meteorología lo permite, que en torno al medio día las llamas puedan estar bajo control. Así lo ha explicado Javier Salas, subdelegado del Gobierno en Málaga en Hoy por Hoy. Durante su conversación con Àngels Barceló, Salas ha confirmado que el bombero forestal que ayer sufrió quemaduras en el 25% de su cuerpo continúa “con pronóstico reservado, en estado de gravedad”.

Para la atención de los evacuados, dos mil según el 112, se habilitó la Carpa Municipal de San Pedro de Alcántara. En este punto la Cruz Roja ha desplegado material de primera necesidad, aseo y alimentos para 500 personas; aunque solo 37 han llegado a pernoctar en este punto, el resto se ha marchado a viviendas de familiares y establecimientos hoteleros de la zona. Por el momento, la dirección de extinción ha señalado que no se dan las condiciones de seguridad necesarias para la vuelta a sus viviendas algo que también ha destacado el subdirector del servicio de emergencias 112, Juan Ramón Rodríguez quien asegura que para todos aquellos que tienen que ir a sus viviendas de forme improrrogable para coger alimentos, por ejemplo, se espera a las ventanas de oportunidad advertidas por la dirección de extinción y se aprovechan. A los desalojados les pide paciencia aunque, de momento, no hay fecha de vuelta.

A primera hora del jueves una inversión térmica en algunas zonas del incendio imposibilitó el trabajo de los medios aéreos. Los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se han incorporado durante la noche al incendio. Está declarado el nivel 2 del plan de emergencias.

Javier Salas, subdelegado del Gobierno en Málaga: "El cambio de aire puede hacer que se controle el incendio de Pujerra"

Javier Salas, subdelegado del Gobierno en Málaga: "El cambio de aire puede hacer que se controle el incendio de Pujerra"

03:42

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1654752829139/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El viento, que ha soplado en a más de 40 kilómetros por hora, ha provocado que las llamas hayan avanzado en algunos momentos 30 metros por minuto. Esto está dificultando seriamente las labores de la extinción del fuego del que se desconoce todavía la cantidad de terreno que ha calcinado.

En Benahavís permanece desplegado el Puesto de Mando Avanzado (PMA), punto neurálgico desde donde se están coordinando las labores de extinción y protección a la población con una representación de todos los operativos y administraciones para realizar una toma de decisiones coordinada y eficaz.

Hay que destacar que ayer tres bomberos resultaron heridos durante la lucha contra las llamas, uno de ellos con más del 25% del cuerpo con quemaduras tuvo que ser trasladado hasta la unidad de quemados del Hospital Regional de Málaga, según lo explicaba ayer el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

Los otros dos bomberos revisten menos gravedad en sus lesiones y se encuentran en el Hospital Costa del Sol de Marbella. El propio líder andaluz, que visitó el Centro de Mando Avanzado ubicado en la zona insistió en que la “prioridad absoluta es salvar vidas” y evitar daños personales.

En este sentido, tanto el vice-presidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, como la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, han anunciado que visitarán el puesto de mando avanzado en las próximas horas para conocer la evolución del incendio.

Por otra parte, según informaba en la tarde de ayer el alcalde de Benahavis, “entre 2.500 y 3.000 personas” de esta localidad tuvieron que abandonar sus viviendas por precaución y han pasado la noche en casas de familiares, amigos o en el pabellón polideportivo de San Pedro de Alcántara que se ha habilitado como albergue. En total, trabajan 35 sanitarios que han dotado al albergue con camas y unidades de higiene para los afectados. Para atender las necesidades de aseo y manutención la Cruz Roja también ha activado el denominado 'Plan Carrefour' para proveer de todo lo necesario a los afectados.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, se ha solidarizado con las personas que están tratando de sofocar las llamas.

Medio centenar de caballos del hipódromo de Benahavís también han sido evacuados de la zona y la carretera A-7175 permanece cortada en sentido ascendente de la vía por el humo y para facilitar el trabajo de los servicios de emergencia.

Además, según ha detallado el Ayuntamiento de Benahavís en redes sociales, la Junta ha dado instrucciones de no abrir el colegio Daidín este jueves. Así, quedan suspendidas las clases de este jueves y hasta nueva orden.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad