Ocio y cultura

Éxito de público en una fresca Noche Blanca del Flamenco que ha tocado todos los palos

Los conciertos han llegado también a La Viñuela y el Zoco

El público, durante la actuación de Estrella Morente en las Tendillas. / Cadena SER

Córdoba

La Noche Blanca del Flamenco ha sido un soplo de aire fresco para la agenda musical de la ciudad, pero también para el público. Y es que la temperatura ha bajado sensiblemente este sábado (23 grados en torno a la medianoche) y la brisa corría por las calles y plazas que han congregado a numerosas personas de Córdoba y de otras provincias andaluzas. Incluso turistas de estados Unidos, Londres o Costa Rica no han querido perderse los conciertos de esta noche tan especial, tras una ausencia forzada de dos años por la pandemia.

Los cordobeses no han querido perderse a la compañía Chicarrón Circo, que ha actuado en la avenida de La Viñuela con éxito de público mezclando circo, flamenco y teatro. Una hora después, a las 22:00, los artistas cordobeses se han dado cita en la Posada del Potro para actuar en la iniciativa 'Córdoba flamenca'.

Como es tradición, la plaza de Las Tendillas ha sido el centro neurálgico del pistoletazo de salida de la Noche Blanca. Lleno para el concierto de Estrella Morente, que ha arrancado a las 22:30 horas con fuerza y pasión y ha estado acompañada de su nutrido grupo de músicos. Entre su repertorio, los temas más demandados por el público. Ha venido a Córdoba tras publicar su último disco, Leo.

Estrella Morente en la Noche Blanca del Flamenco / Cadena SER

Allí le han recibido las autoridades. El alcalde, José María Bellido, junto a la concejala de Promoción, Marian Aguilar, el consejero delegado de Cajasur, Joseba Barrena, y el director de la Fundación Cajasur, Leopoldo Izquierdo.

El flujo de gente no ha parado de moverse por el casco histórico de la ciudad. Y este año también ha tenido parada en la plaza Matías Prats (Zoco), donde la fusión ha llegado de la mano del cantante y violinista Hamid Ajbar.

La sutileza y virtuosismo de Dani de Morón ha cubierto de belleza la noche cordobesa en el Patio de los Naranjos. Puntual, a las 23:30 horas aparecía ante más de 300 personas, muchas de ellas seguidores fieles del guitarrista, otras, turistas que se han quedado enamorados del flamenco en un lugar único como la Mezquita Catedral. Dos patrimonios mundiales de una misma tacada.

Dani de Morón en la Noche Blanca del Flamenco / Cadena SER

Y ha sido muy difícil poder llegar hasta la actuación del bailaor Antonio Fernández Montoya, El Farru, que algo después de la medianoche salía al escenario junto a la Calahorra, bajo el Puente Romano. Familias, jóvenes, muchos aficionados del flamenco... El puente se ha convertido en el espacio secundario para quienes no querían perderse el arte del sevillano.

José Valencia y Ezequiel Benítez han llenado la plaza de San Agustín.

Público en la plaza de San Agustín durante la Noche Blanca del Flamenco. / Cadena SER

Y a las 01:30 llegan dos de los artistas más esperados. El cantaor y pianista Diego Amador con José María Bandera en el Compás de San Francisco y la poderosa Argentina en La Corredera. El espacio fetiche para el gran público de la Noche Blanca.

Diego Amador, con José María Bandera en la Noche Blanca del Flamenco. Foto: Noche Blanca del Flamenco. / Cadena SER

Y el flamenco más joven e innovador ocupa las últimas horas de esta noche que ha tocado todos los 'palos'. Y con dos dignas representantes de sagas flamencas. Las cantantes Soleá Morente (02:30 horas en plaza Conde de Priego) y Lucía Fernanda, hija de Antonio Carmona (Ketama), (03:00 horas en la plaza del Potro).

Soleá Morente en la plaza Conde de Priego. Foto: Noche Blanca del Flamenco. / Cadena SER

Para el punto y final el elegido ha sido el músico y cantaor cordobés Lin Cortés (04.30 horas, en los jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos).

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad