Fútbol

Voz y voto para Rubi

La dirección se apoyará mucho en el míster para hacer la plantilla

Rubi y Appiah bailando en la fiesta del ascenso a Primera. / JUAN SANCHEZ

Cuando Rubi firmó como entrenador de la UD Almería el 28 de abril de 2021 fue para iniciar un proyecto deportivo con vistas de futuro. No es habitual que el catalán esté tanto tiempo en un banquillo pero Turki Al-Sheikh ha apostado por él, y viceversa, para hacer más grande a la entidad.

Después de clasificar al Espanyol para la Europa League, dirigir al Betis y lograr dos ascenso a Primera con Huesca y Almería, Rubi se ha ganado el respeto de la competición y también de una directiva encantada con su forma de entender este deporte.

Un año

Rubi iniciará el último curso de contrato con el Almería -termina en 2023-, aunque eso no es lo que más le importa al de Vilasar de Mar. Ya se ha puesto manos a la obra para confeccionar la plantilla de Primera División y aquí va a tener mucho que decir el míster catalán.

Conoce fenomenal las dos categorías y como se suele decir en el fútbol, “va a tener voz y voto” a la hora de dar la lista de descartes y futuribles en el equipo.

No todos los que quiera Rubi van a poder venir. Sin ir más lejos el pasado curso pidió a Jorge Pulido para reforzar el eje de la defensa y la operación no pudo cerrarse. Tampoco llegarán todos los nombres que tenga en mente la dirección deportiva. En definitiva, abrir un abanico de posibilidades donde el entrenador también tocará puertas para firmar.

Me van a escuchar, pero sabemos que en un club las decisiones las toman desde arriba”, ha apuntado Rubi. Tan fácil como elaborar una agenda de futbolistas y difícil a la hora de cerrar las negociaciones. Ya queda menos de un mes para la vuelta a los entrenamientos.

Agenda

Los mensajes no son vacíos y el bloque del ascenso se va a mantener, es decir, no hace falta firmar 14 o 20 deportistas para la próxima campaña. Lo que sí busca el Almería es un perfil de jugador con bagaje importante de minutos en Primera porque un objetivo como el de la permanencia no se consigue solo con la ilusión de los debutantes.

Los ojos estarán puestos en el mercado de la máxima categoría, y aunque no se descarta la llegada de algún futbolista de Segunda, este verano no es prioritario. Primera exige abrir horizontes y escoger también en el balompié internacional.

La última experiencia de Rubi en 1ª fue con el Real Betis y no la pudo terminar porque fue cesado antes del final de campaña. Ahora se quitará esa espina en un Almería que le da galones.

Bajas

Cuando la plantilla se incorpore el 8 de julio habrá caras nuevas y también otras conocidas que tendrán que abandonar el equipo. Especialmente poblado está el centro del campo con Samú Costa, César de la Hoz, Íñigo Eguaras, Lucas Robertone, Arnau Puigmal, Javi Robles y Curro Sánchez. También se está pendiente de la recuperación de Juanjo Nieto, que se lesionó en febrero, y que deja solo a Alejandro Pozo en la banda derecha -suena con fuerza Houboulang Mendes-. Arriba todo apunta a que Juan Villar no tendrá hueco en el esquema del míster y se analizará el caso de Arvin Appiah, que no ha llegado a gozar de continuidad en el Mediterráneo.

Para comenzar el trabajo con garantías es importante escuchar al entrenador y Rubi mantiene contacto directo con Mohamed El Assy y Joao Gonçalves. Voz y voto para la persona que logró el ascenso y el primer trofeo de campeón de Segunda.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad