Sociedad

¿Qué celebra Linares esta jornada festiva del 5 de agosto?

En la onomástica de la patrona de la ciudad, la Virgen de Linarejos, el historiador Lorenzo Martínez Aguilar da cuenta del origen y tradición de esta festividad local

Lorenzo Martínez Aguilar, historiador y vicedirector del CEL. Origen y tradición vinculada a la festividad de la Virgen de Linarejos

Lorenzo Martínez Aguilar, historiador y vicedirector del CEL. Origen y tradición vinculada a la festividad de la Virgen de Linarejos

08:24

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1659703385592/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Linares

Este 5 de agosto, jornada de fiesta local en Linares, la ciudad celebra la onomástica de su patrona la Virgen de Linarejos, conmemorando en este 2022 el 795 aniversario de su aparición al pastor Juan Ximénez.

En Hoy por Hoy, el historiador y vicedirector del Centro de Estudios Linarenses, Lorenzo Martínez Aguilar, ha explicado detalles relativos al origen de la devoción y vínculo de Linares con su patrona. “Según la tradición oral y una leyenda antiquísima, que data al menos del año 1666, la Virgen de Linarejos en el año 1227 se apareció en los troncos de un lentisco a un pastor que venía de las tierras de Albentosa y pasaba por Linares. Fue en el lugar de Linarión que hoy conocemos como Linarejos. Eso es lo que dice un poema de 22 versos, “recogido en un manuscrito de Gregorio López Pinto, titulado Festín Religioso y Literario y celebrado en la villa de Linares con motivo del traslado de la virgen a su ermita nueva”, el cual fue analizado extensamente por Lorenzo Martínez Aguilar en un trabajo publicado por el Instituto de Estudios Giennenses.

Sobre la tradición de la Fiesta del Jubileo, el historiador aclaraba que “nació en la iglesia de San Francisco, donde se celebraba la denominada Fiesta de la Porciúncula, que daba cuenta del privilegio que se tenía visitando la iglesia desde la hora sexta del uno de agosto hasta la medianoche del día siguiente, por lo que se ganaba la indulgencia plenaria”. Esta circunstancia atraía a la ciudad a cantidad de personas y también “acudían los que vendían botijos, cántaros o cantimploras”.

Según explicaba Aguilar, este sería el punto de partida de la tradición de comprar artículos de cerámica, como tradición del jubileo. “En un momento determinado de la historia se trasladó al principio del Paseo de Linarejos y, posteriormente, al santuario”, ha señalado.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad