Actualidad

Los regantes de Almuñécar dan a la Junta un plazo de 10 días para iniciar la recarga del acuífero de río Verde

Un gasto que debe afrontar la administración andaluza. En caso contrario, emprenderán movilizaciones

José Luis Ruiz, presidente de la Asociación Verde, Seco y Jate de Almuñécar (Granada)

Motril

Denuncia el presidente de la Asociación de los Ríos Verde, Seco y Jate, José Luis Ruiz, que han pasado 21 meses desde que la Mancomunidad de Municipios acordó recargar el acuífero a través de la tubería submarina. El coste de esa recarga solo puede ser pagado por la Junta, como administración responsable. Advierte de que habrá movilizaciones si la Junta no firma el convenio con Mancomunidad para usar la tubería submarina y autoriza el vertido de la depuradora al río.

Según los agricultores sexitanos “la Junta se ha negado persistentemente a firmar el convenio con Mancomunidad, presionada por dirigentes de las comunidades de regantes del río Guadalfeo e insisten que prefieren seguir tirando el agua al mar mientras nosotros nos arruinamos”, asegura Ruiz.

Insiste en que la recarga del acuífero con las aguas de la depuradora tampoco se puede realizar a falta de la autorización pertinente del vertido de la Junta de Andalucía, que se demora ya más de 5 meses.

Deja claro que “los agricultores no estamos dispuestos a permanecer callados mientras nuestro medio de trabajo y nuestro patrimonio desaparecen”.

Desde la Asociación Verde-Seco-Jate dan un plazo de 10 días a la Junta de Andalucía para que firmen el convenio con Mancomunidad asumiendo el coste de la recarga del acuífero y autorice el vertido del secundario de la depuradora al río Verde,

Si no hay respuesta, habrá movilizaciones, y advierten que no pueden seguir jugando con el futuro de los agricultores de Almuñécar y La Herradura.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad