Salud y bienestar

El suicidio es la principal causa de muerte en jóvenes de 15 a 29 años

La asociación Ubuntu, de ayuda a los familiares supervivientes, sigue creciendo con grupos en toda Andalucía

Jornadas organizadas en el ECCO por Ubuntu / Cadena SER

Cádiz

Desde que su hijo murió, Rosario Benegas tardó dos años en poder pronunciar la palabra suicidio. Confiesa que aún le cuesta hablar con naturalidad de la pérdida. Reconoce que hay en su familia gente que su hijo se quitó la vida. Persiste el estigma, el tabú. Y eso que Rosario es miembro activo de Ubuntu, una asociación nacida en Cáiz que agrupa a los familiares supervivientes por suicidio de un ser querido. Los casos han aumentado tanto que en tres años el colectivo se ha ampliado por toda Andalucía y fuera de ella, con grupos de ayuda, que estan siendo fundamentales.

El suicidio se ha convertido en la principal causa de muerte entre personas de entre 15 y 29 años en Andalucía y la primera no natural en todos los tramos de edad, según la Asociación de Profesionales de Prevención y Postvención del Suicidio, Papageno, que ha participado en Cádiz en este encuentro con Ubuntu, organizado en el ECCO.

El presidente de Papageno, Daniel López, ha recordado que la pandemia ha traído un repunte de los casos, con cifras de suicidio no registradas hasta ahora como los 3.941 contabilizados oficialmente en el último año, de los que casi 800 ocurrieron en Andalucía. “El tercer sábado de noviembre celebramos el Día Mundial de los supervivientes por suicidio de un ser querido, y que reúne a los que han sufrido la cara más dramática, cuando ya no se puede hacer nada”, ha detallado.

Ubuntu, asociación nacida en Cádiz en 2019 para atender a estas familias afectadas por un suicidio, ha conseguido reunir ya a 60 socios con grupos de ayuda en todas las provincias, e, incluso, fuera de Andalucía. Su portavoz, Rosario Benegas, quien sufrió la pérdida de su hijo de 22 años, cree que esta día y estas jornadas ayudan a dar visibilidad a una realidad que durante muchos años “ha estado invisibilizada por el estigma y el tabú”, como ella ha reconocido, porque “llegué a pasar dos años sin poder decir la palabra suicidio”.

Los grupos de ayuda en cada provincia ayudan a sobrellevar este duelo, “que es distinto a todos los demás”, según Benegas, porque “al dolor por la pérdida, se suma la culpa, la vergüenza y el peso del qué dirán”, de ahí que considere que “hablar sobre estos temas ayuda a salvar vidas”. Tras haber logrado la activación de un teléfono, el 024, de atención a la conducta suicida, la principal reclamación de Papageno y Ubuntu es un plan nacional de prevención del suicidio para toda España.

“La salud mental sigue siendo una asignatura pendiente”, ha dicho Daniel López, y anima a las administraciones y a los medios de comunicación a seguir poniendo el foco en este problema, que sigue aumentando con un incremento de un 37 %, según datos aportados en esta jornada procedentes del 061, de llamadas con amenazas suicidas.

Otro problema que está aumentando, según Papageno, es el incremento de las autolesiones en jóvenes, como en su día surgieron las alertas por las adicciones o los trastornos alimentarios.

Ubuntu, que ha realizado una ofrenda floral en memoria de los fallecidos en la plaza de España de Cádiz, ha pedido también que se refuerce el personal de psicólogos y psiquiatras en la sanidad pública, para que la prevención sea el principal arma con el que reducir las cifras de muertes.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad