Salud y bienestar
ESPECIAL PUBLICIDAD

El Colegio Oficial de Dentistas de Málaga advierte sobre los peligros de comprar tratamientos dentales por internet

Málaga

La obsesión por lucir una sonrisa perfecta ha provocado un aumento de la popularidad de los tratamientos de ortodoncia “invisible” y blanqueamientos dentales. Hay que destacar que, además de permitir disfrutar de una boca sana, unos dientes alineados también aportan estética y calidad de vida a quien los lleva, entre otras muchas ventajas. Sin embargo, la proliferación de empresas que han aprovechado esta situación para vender alineadores a domicilio ha puesto en alerta a los dentistas por el riesgo que puede suponer para los pacientes. Estas compañías promocionan sus productos en las redes sociales, donde ofrecen tratamientos de ortodoncia con alineadores transparentes a unos precios “aparentemente” puedan parecer más baratos que las clínicas dentales y sin control por parte del dentista colegiado. En algunos casos, el paciente acude sólo una vez al establecimiento, donde le harán una toma de impresión digital y, posteriormente, le entregarán todos los alineadores del tratamiento. En otras ocasiones, es el propio paciente quien se hace las fotos y los moldes en su propio domicilio, los envía a la empresa y después recibe los alineadores, que se irá cambiando según la pauta que le dé la mercantil. En ambos casos, el seguimiento por parte del facultativo será inexistente. “Están llegando cada vez más pacientes afectados después de haber comprado estos tratamientos a través de páginas web", advierte Mª Ángeles Requena, ortodoncista colegiada y Vocal de la Junta de Gobierno. “Una aparatología ortodóncica lleva consigo una serie de beneficios oclusales, funcionales y estéticos asociados, pero como cualquier tratamiento médico lleva aparejado una serie de riesgos. Es aquí donde el papel del odontólogo colegiado es fundamental, ya que es necesario realizar un diagnóstico previo”, explica Requena. Cualquier tratamiento de ortodoncia invisible o de ortodoncia convencional requiere una planificación previa. Es prioritario que se haga un examen clínico minucioso con toma de registros, radiografías, de modelos y de fotos del paciente para establecer un plan de tratamiento que sea seguido con visitas periódicas.

Problemas que puede ocasionar la compra de un tratamiento dental a través de internet:

- Mordidas abiertas, anteriores o posteriores, es decir, el paciente no cierra bien sus dientes, no puede morder.

- Interferencias dentarias, es decir, dientes que no deben chocar entre sí y van a chocar.

- No se ven resultados, el paciente no detecta que el aparato no encaja bien y no se observan los resultados esperados

- La articulación temporomandibular puede presentar dolor, disfunción, es decir, ruidos o chasquidos, limitación de la apertura, el paciente no consigue abrir la boca por completo. Si no se detecta un problema articular, éste se puede agravar.

- Desgaste a nivel dentario: desmineralizaciones, sensibilidad, caries que aparecen o no se detectan y van a progresar en el tiempo. - Reabsorciones radiculares, es decir, que se reduzca la longitud del diente.

- Problemas a nivel de la encía, recesiones gingivales. La venta al público general de determinados productos sanitarios y tratamientos, como es el caso de alineadores, puede desencadenar graves problemas irreversibles en la salud bucodental de los usuarios, además de estar prohibido por la normativa vigente, ya que no permite la publicidad dirigida al público en general de productos sanitarios destinados a ser utilizados o aplicados exclusivamente por profesionales. No obstante, existe una laguna legal ya que en realidad estos alineadores son productos sanitarios hechos a medida que deben ser colocados por un profesional colegiado. Estos tratamientos están a la misma altura que las férulas de descarga o los blanqueamientos que a veces son corrosivos para los dientes”, advierte Lucas Bermudo Añino, Presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Málaga “La ortodoncia tiene dos partes: por un lado, tienen como objetivo alinear los dientes y por otra parte, es necesario que engranen los dientes superiores con los inferiores. Los alineadores alinean las piezas dentales pero luego es el profesional el que hace el engranaje”, afirma Bermudo.

“No queremos asustar sino mantener a los pacientes informados y luego cada uno que decida qué debe hacer. Normalmente, estos tratamientos que se ofertan a través de internet suelen tener un precio “aparentemente” muy atractivo, prometen rapidez, pero si surge cualquier problema, ¿a quién se reclama? Es por ello, que desde la organización colegial se recomienda acudir a un profesional especializado que hará un diagnóstico previo, indicará al paciente si debe realizarse algún tratamiento odontológico previo a la ortodoncia, como podría ser un empaste, hacer una limpieza dental, un tratamiento periodontal para las encías o la extracción de algún diente si fuera necesario. Después le realizará las pruebas necesarias como son las fotografías, radiografías, para hacer un correcto diagnóstico y planificar su tratamiento que explicará al paciente con todo detalle y le ofrecerá las distintas opciones que tiene para llegar al objetivo previsto que puede ser desde ortodoncia invisible a tratamientos ortodóncicos convencionales o incluso una combinación de ambos”, explica el Presidente del Colegio de Dentistas de Málaga. “Cualquiera de las técnicas ortodóncicas, incluidos los alineadores transparentes, requiere del seguimiento periódico por parte del ortodoncista colegiado, que tiene que ir realizando las modificaciones y ajustes necesarios durante todo el tratamiento”, asevera Bermudo.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00