Hora 14 Málaga
Sociedad
medio ambiente

Investigadores de La Mayora identifican unas proteínas que producen celulosa en plantas con estrés salino

Hasta ahora se pensaba que estos complejos que sintetizan celulosa estaban formados por cuatro proteínas distintas y se había identificado el último componente en 2015

Nuevo centro de investigación de La Mayora en el Campus Universitario de Teatinos / IHSM

Málaga

Un equipo de investigadores del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora ha identificado una familia de proteínas denominada TTLs que intervienen en la producción de celulosa cuando la planta se encuentra en condiciones de estrés salino.

El investigador Miguel Ángel Botella ha explicado que el 25 por ciento de la materia orgánica de los seres vivos está compuesta por celulosa, un material fibrilar que sirve de soporte a la célula vegetal, la protege de condiciones ambientales adversas y dirige su crecimiento.

Esta inmensa cantidad de celulosa se sintetiza por un complejo proteico denominado celulosa sintasa que, situado en la membrana plasmática, usa glucosa del interior de la célula y lo polimeriza en el exterior celular, ha informado este lunes el IHSM La Mayora, centro mixto del CSIC y la Universidad de Málaga.

Botella ha señalado que esta fibra, a su vez, sirve como motor para que estos complejos se desplacen en la membrana a una velocidad aproximada de un centímetro por año.

“Además de su importancia en condiciones óptimas de crecimiento, la biosíntesis de celulosa es, además, muy dependiente de las condiciones medioambientales”, ha señalado el investigador.

Por ejemplo, cuando una planta se encuentra en condiciones de una alta salinidad, los complejos que sintetizan celulosa se internalizan y al cabo de 24 horas vuelven a poblar la membrana plasmática donde se sintetiza una celulosa adaptada a las nuevas condiciones ambientales.

Hasta ahora se pensaba que estos complejos que sintetizan celulosa estaban formados por cuatro proteínas distintas y se había identificado el último componente en 2015.

“Si bien este estudio se ha hecho en una planta modelo, las proteínas caracterizadas en este estudio están presentes en todas las plantas superiores, incluidos las plantas de cultivos”, ha afirmado Botella.

Ha añadido que conocer los mecanismos de cómo las plantas sintetizan o modifican la celulosa en condiciones de estrés permitirá trasladar este conocimiento para mejorar su respuesta a nuevas condiciones climáticas y, de hecho, este grupo está ya trasladando este conocimiento a plantas de tomate.

La celulosa constituye la materia prima del papel y de los tejidos de fibras naturales, por lo que la modificación controlada de la celulosa tiene una aplicación tecnológica inmediata.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad