Hoy por Hoy SevillaHoy por Hoy Sevilla
Sociedad

Ángela Núñez Gaitán, restauradora en la Biblioteca del Vaticano: "Mi trabajo es alargar la vida de documentos y libros que cuentan historias únicas"

La directora del taller de Conservación y Restauración de la Biblioteca Apostólica Vaticana es sevillana y experta en la restauración de libros, manuscritos y obras de arte en papel. Asegura que el Archivo de Indias está muy valorado aunque no se visite mucho porque "este tipo de archivos son para investigadores"

Ángela Núñez Gaitán, directora del taller de Conservación y Restauración de la Biblioteca Apostólica Vaticana desvela en Hoy por Hoy cómo se trabaja en un lugar tan especial

Ángela Núñez Gaitán, directora del taller de Conservación y Restauración de la Biblioteca Apostólica Vaticana desvela en Hoy por Hoy cómo se trabaja en un lugar tan especial

09:26

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1672057420850/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Ángela Núñez Gaitán, directora del taller de Conservación y Restauración de la Biblioteca Apostólica Vaticana, ha visitado los estudios de Radio Sevilla aprovechado que, gracias a estas fiestas, puede pasar algunos días en su ciudad natal, Sevilla. Y es que esta sevillana, que estudió en los colegios Santo Ángel, las Esclavas y Portacoeli para, posteriormente, hacer Geografía e Historia, especializándose en Historia del Arte y más tarde en restauración de libros, comenzó a trabajar incluso antes de terminar una carrera que la llevaría a conocer los secretos y las maravillas de la Biblioteca de los papas.

Todo comenzó con una beca de la Comunidad Económica Europea en Spoleto (Italia) en la que sólo entraban 16 personas. Allí fue donde se formó como restauradora de libros, manuscritos y obras de arte en papel. Cuando salieron plazas en la Biblioteca Vaticana, Ángela fue elegida, comenzando a trabajar en el año 2.000 con contrato temporal, hasta que la hicieron fija en el 2005. Eso sí, "Roma es maravillosa, pero a veces echa de menos una copita de manzanilla con una tapita".

En la Biblioteca Vaticana trabajan nueve personas fijas y otras nueve colaboradoras en proyectos financiados. Un lugar que es también una "biblioteca de bibliotecas", porque buena parte de sus fondos provienen de la adquisición o donación de grandes bibliotecas históricas. En la actualidad, la Biblioteca Vaticana tiene más de un millón y medio de libros impresos, 80.000 volúmenes manuscritos, más de 8.600 incunables -es decir, libros que fueron impresos entre los años 1450 y 1500, al principio con la finalidad de que parecieran manuscritos-, 300.000 monedas y medallas, y otras tantas ilustraciones, diseños y fotografías.

Hay libros de todas las disciplinas y manuscritos auténticos únicos; autógrafos de Santo Tomás de Aquino; diseños de Miguel Ángel y sus poemas; un libro de La Divina Comedia con pigmentos en color únicos en el mundo, libros del siglo V y VIII, papiros del siglo II. También llegan a la Biblioteca auténticos tesoros como los 10.000 documentos japoneses del siglo XVII que hablan de la persecución de los cristianos en ese país durante el régimen del shogun Tokugawa Ieyasu.

Biblioteca Vaticana, restauración

Biblioteca Vaticana, restauración

Estos documentos hay que conservarlos, desempolvaros y eliminarles los insectos y el moho. El concepto moderno de restauración de libros nació en la Biblioteca Vaticana: fue un director de esa biblioteca, el jesuita alemán Franz Ehrle, quien a final del siglo XIX dio la voz de alarma sobre la necesidad de hacer algo para frenar la corrosión de los libros. "Los documentos son como los hijos predilectos, tenemos que elegir qué se restaura y qué no, normalmente los más graves son los primeros". De entre los libros y documentos que más le han impresionado ha nombrado, por ejemplo, las cartas de Galileo pidiendo perdón, "porque los documentos contienen la historia de personas, sus sentimientos y la vida por la que tuvieron que pasar".

Sobre el "maravilloso Archivo de Indias" dice, que no se le ha pasado por la mente venirse a trabajar aquí, y cree que "los archivos históricos no están abiertos a todo el mundo, sino a los investigadores que saben sacarle jugo a lo que leen". "No hay, por lo tanto que pensar que, por no haber mucha gente que lo visite, el archivo esté poco valorado". También ha desvelado que el archivo arzobispal de Sevilla, -lo ha calificado como una joya- una de las diócesis más importantes del medioevo, tiene una historia y una riqueza impresionante en documentos".

En la actualidad, la biblioteca de los Papas se posiciona a la vanguardia de la restauración y conservación. Desde hace algunos años ha iniciado la digitalización de manuscritos con formato FITS (Flexible Image Transport System), que es un sistema que la NASA usa para la conservación de imágenes espaciales. Sin embargo, la conservadora cree que la digitalización es un sistema para salvaguardar la materialidad del libro, pero no debe sustituir al original y continúa apostando por la conservación de los libros tal y como son. Además, antes de pasar por la digitalización, los libros y documentos tienen que ser restaurados. Ángela dice que Ángel dice que las caqtas de miguel ángel, de Galileo, pidiendo perdón, son docuemtnos muy emocionantes proque cuentan hsitorias de los hombres".

Restaurar un documento no significa rellenar los huecos que tenga en el caso de que se le haya borrado la tinta, por ejemplo, sino en reforzar ese "folio" sin quitar, tampoco los agujeros. Es que no se quita ni una gota de cera que le haya caído, porque eso también da información sobre el libro y las condiciones en las que se leía.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00