Sociedad

La plaga de Picudo Negro y Rojo pone en alerta a la vegetación de Jerez

Ecologistas en Acción hace un llamamiento al Ayuntamiento para que se intenfiquen las medidas fitosanitarias para controlar a este insecto

Fotografía del Picudo Rojo, insecto que conforma una plaga en Jerez / Ecologistas en Acción

Jerez de la Frontera

Atendiendo a la preocupación manifestada por vecinos de distintos puntos de la ciudad sobre la muerte y la tala de ejemplares de palmera canaria, Ecologistas en Acción Jerez hace un llamamiento a la delegación de Urbanismo y Medio ambiente del Ayuntamiento para que se intensifiquen las medidas fitosanitarias contra el conocido como “picudo rojo”, insecto coleóptero causante de la destrucción de la mayor parte de las palmeras de la ciudad desde hace más de diez años.

Desde que en 1994 se detectara por primera vez este insecto en nuestro país, procedente del sudeste de Asia, a través de la importación de palmeras en la costa granadina, los daños en los ejemplares de Palmera canaria en toda España pueden calificarse de desastrosos. En Jerez se detectó la presencia del picudo rojo en 2009, y ya en 2012, la mitad de las palmeras de la provincia de Cádiz estaban afectadas por la plaga, según se puso de manifiesto en un encuentro técnico que, promovido por Diputación, se llevó a cabo en el Zoo botánico de Jerez.

Fotografía del Picudo Negro / Ecologistas en Acción

Por entonces el censo de palmeras en los parques, jardines y calles de la ciudad rozaba los 5000 ejemplares que el picudo rojo diezmo en pocos años. La aplicación de tratamientos fitosanitarios logró salvar una pequeña parte de ellas, aunque lamentablemente se llevó por delante los grandes ejemplares de palmeras canarias (Phoenis canariensis). Los jardines de la Alameda Vieja, los de la Rosaleda y el González Hontoria, los de las bodegas Harveys o Domecq, los viejos y grandes ejemplares de la plaza Aladro, o de Las Angustias, los palmerales de la antigua depuradora de La Teja o los de numerosas fincas de la zona de Montealegre, por citar solo algunos, han sucumbido al ataque del picudo rojo. Con todo. Fueron las centenarias alineaciones de palmeras de El Retiro, las que se llevaron la peor parte, quedando sus tocones, más de diez años después, como testigo de los desastrosos efectos de la plaga.

El problema actual

En las últimas semanas, cuando creíamos que se seguían aplicando los tratamientos fitosanitarios y que se había controlado por fin la plaga consiguiendo salvar los escasos ejemplares que aún se conservan, de nuevo vuelven a contemplarse sus efectos de hojas amarillas, copas con palmas secas y troncos cortados en ejemplares situados en lugares como la explanada de los “cacharritos” de la feria, los taludes del ferrocarril junto a Ifeca, la rotonda de José Luis López Aranguren en Palos Blancos, la rotonda de Arlés en el parque Atlántico, la plaza Adarves en la avenida de las Delicias, frente al Retiro… como puede verse en las imágenes que acompañan a este escrito. Muchos lugares, demasiados lugares que apuntan a que el picudo rojo nunca se ha ido, sino que sigue muy activo o, lo que sería más grave, que los tratamientos fitosanitarios y el control de la plaga ha dejado de hacerse.

A todo ello hay que sumar la aparición desde hace tiempo en nuestra ciudad de una nueva plaga, la del “picudo negro”, un escarabajo originario de México, que ataca especialmente las poblaciones de Agaves -las populares “pitas”-, pero que también se ceba hasta exterminarlas, con las de Aloe, Yuca, Drago y Strelitzia. Un ejemplo claro de los devastadores efectos del picudo negro, pueden verse en la rotonda José Luis Alpresa Caro, en San Juan de Dios, o en la rotonda de la C/ Hermanda del Rocío, en las proximidades de Ikea, habiéndose manifestado también en otros puntos. Ignoramos si el Ayuntamiento ha iniciado los tratamientos contra esta plaga que exigen, cuando menos, la eliminación de las plantas afectadas para que no se extienda a otros ejemplares de las especies citadas debido a que el desarrollo del insecto a su etapa adulta se produce en un periodo de 30 días.

Por todo ello, Ecologistas en Acción Jerez solicita que la delegación del Ayuntamiento de Jerez facilite información clara con respecto a las medidas que está adoptando para combatir las plagas de picudo rojo y picudo negro. De la misma manera pedimos un control exhaustivo de las mismas para prevenir una nueva destrucción masiva en nuestros jardines y espacios verdes de las especies afectadas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad