Más deportes

100 horas y 5.000 kilómetros entre la SVM y la Copa del Rey

Unicaja Costa de Almería visita la complicada pista de El Batán

Unicaja Costa de Almería visita la complicada pista de El Batán. / @franciscazorlaphoto

El CV San Roque Batán luchó por meterse en la Copa del Rey ‘a la primera’, o sea, nada más ascender a la Superliga. No lo logró por poco, así que debe considerársele un equipo que, sin duda, tiene ese nivel. Lo dice también su clasificación actual, octavo, con la que, ahora sí, sería de los ocho que lucharán por el cetro copero desde el jueves. Es por ello que se trata de un excelente rival para Unicaja Costa de Almería justo en este momento. Será el del domingo -el día es la única ‘pega’ por acortar el tiempo, máxime con el largo desplazamiento que conlleva- un partido de la máxima exigencia, perfecto para dejar todo listo en la preparación para luchar por avanzar hasta las semifinales del ‘Torneo del KO’.

Entre el comienzo del encuentro de la Superliga -13.00 horas (peninsular) del domingo- y el inicio del de Copa (20.00 horas del jueves) van a pasar 114 horas en total, y en cuanto al desplazamiento ‘cruzado’ entre el uno y el otro se van a recorrer unos 5.000 kilómetros. Así lo ha determinado la ‘suerte’ del calendario y así lo empeoran, además, las pésimas comunicaciones de la provincia. Viaje en bus a Málaga, vuelo a Gran Canaria, el regreso en avión vía Madrid y bus (pasando por Leganés) hasta Almería, llegada el lunes por la madrugada y regresar hacia Leganés el miércoles otra vez en autobús. La ecuación les deja a técnicos y jugadores la sola opción de preparar el cuarto de final solo el martes.

Y claro, entre medias está un CV San Roque Batán de un buen potencial, que además le ganó a Villena Petrer por 3-0 el pasado fin de semana y repite en casa, crecido y teniendo argumentos para ganarle a cualquiera. Esa ha sido, por el momento, su única victoria por 3-0 en lo que va de temporada, la quinta en su pabellón de El Batán, más tres de visitante, todas por 2-3. En tie-break es el ‘rey’ de la competición, jugando más que nadie con un total de ¡8 veces llegando al desempate!, y ganando cinco de ellos, igualado en ese caso con precisamente Pamesa Teruel Voleibol. Por el contrario, Unicaja Costa de Almería es el único equipo de la Superliga que todavía no ha llegado a un quinto set en 17 jornadas.

Los canarios, dirigidos por un entrenador que también se estrena en categoría masculina, Alberto Rodríguez, se han reforzado con un ya conocido de la Superliga, con el mexicano Mauro Fuentes, internacional con su país, hace dos temporadas militando en Barça con un gran rendimiento. Ha llegado para ser directamente titular en la pista junto al brasileño Bruno Silva en esa posición de receptores, aportando un plus de calidad al equipo. Eso sí, el gran referente en cuanto a la anotación es el opuesto danés Dahl Ulrik, seguro que con ganas de demostrar a los verdes su potencial, tras no haber podido desarrollarlo en el Moisés Ruiz en la primera vuelta (se quedó en 6 puntos sobre 20 balones atacados).

Pero, sobre todos los demás, brilla su capitán, un Moisés Cézar de corazón verde y sobre el que sobra toda presentación. El central está acompañado en esa posición por Nahuel Camacho, argentino de 192 centímetros y 28 años recién cumplidos, ya experimentado. En la colocación, otro ‘viejo roquero’ de la Superliga, con una amplia trayectoria y enorme talento como Guillermo Loeches. En la posición de líbero está Rodrigo Gallardo, que con solo 24 años es uno de los grandes clásicos del voleibol canario tras haber militado nada menos que en Cisneros, Sayre, Vecindario y Arona. Eso sí, ha regresado a las islas desde Lugo, ya que su último equipo fue precisamente Arenal Emevé.

Todo estos argumentos de peso están complementados por un banquillo en el que sobre todo destaca otro viejo conocido más, Joao Valquintans, brasileño con trayectoria previa casi íntegra en Vecindario, receptor que también ha jugado de líbero. Un chico de la casa, Eric Almeida, y Jonathan Cardenes, suman a una lista de cinco receptores en la plantilla. En cuanto a centrales, esperan su turno los canteranos Jorge Ponce y Nicolás Rodríguez. Mención aparte merece Dani Castañeda, de 48 años, militando todavía en la élite tras su brillante carrera en Vecindario, en la posición de colocador, como el joven Mario Villar, al que se ha fichado desde Leganés. Además, en acta aparecen Erdocia y Biliato.

El recorrido de CV San Roque Batán en su debut al máximo nivel arroja siete victorias y diez derrotas. Como se ha apuntado, de las siete veces que ha ganado, cinco ha sido en el ‘límite’ del desempate, Valencia y Palma en casa, a ambos también fuera, más Villena Petrer. Los dos a los que ha vencido con tres puntos han sido Manacor y de nuevo Villena Petrer. Analizados los datos, ha ganado solo a cuatro equipos hasta el momento, ya que lo ha hecho dos veces a tres de ellos. Ha perdido en El Batán contra Cisneros y en Lugo llegando al tie-break, y sin sumar puntos contra Guaguas y Melilla en casa, y ante los dos fuera, más Pamesa Teruel y Unicaja Costa de Almería (3-0), y Grupo Herce Soria (3-1).

Este partido, que va a estar dirigido por la pareja madrileña formada por Hugo Suárez y por Francisco Sabroso, no se parecerá en nada al choque del Moisés Ruiz, entonces sin Mauro Fuentes. Fueron parciales amplios de 25-16, 25-15 y 25-20, imponiendo su saque un conjunto ahorrador que madura la derrota frente a Guaguas del fin de semana pasado. Los ahorradores deben aparcar la Copa del Rey de su mente y saber sufrir en El Batán.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00