Motociclismo

Recomendaciones para el mantenimiento preventivo para tu vehículo

El aceite, el líquido de frenos o revisar los filtros de aire es importante para prevenir

Recomendaciones para el mantenimiento preventivo para tu vehículo

Conducir un coche es una gran responsabilidad y parte de esa responsabilidad incluye mantenerlo en buen estado. El mantenimiento preventivo no solo asegura que tu vehículo esté seguro para conducir, sino que también puede ser un ahorro de dinero a largo plazo.

Para cuidar un vehículo hay que tener en cuenta que los fluidos son la "sangre" del coche; mantienen todo funcionando suavemente. Hay que asegurarse de revisar y reemplazar regularmente:

• Aceite del motor: Esencial para lubricar las piezas móviles del motor.

• Refrigerante: Evita que el motor se sobrecaliente.

• Líquido de frenos: Fundamental para la seguridad al frenar.

• Líquido de transmisión: Permite cambios de marcha suaves.

Neumáticos con la presión incorrecta pueden causar accidentes y desgaste irregular. Hay que revisar la presión al menos una vez al mes y antes de viajes largos. La presión adecuada mejora la eficiencia del combustible y la vida útil de los neumáticos.

Los filtros de aire y combustible evitan que partículas dañinas entren en el motor. Un filtro sucio puede reducir el rendimiento y aumentar el consumo de gasolina. Cambiarlos es una tarea sencilla que puedes hacer tú mismo o en un taller.

Por otro lado, también son necesarias las inspecciones visuales del coche regularmente. Verifica si hay signos de óxido, daños en la carrocería, o fugas debajo del vehículo. Cada coche viene con un manual del propietario que incluye un calendario de mantenimiento.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00