Ocio y cultura

Todos los pasos para llegar a San Valentín

El director José Manuel Serrano Cueto preestrena en Cádiz su documental 'Osario norte' dedicado al actor Jorge Rigaud

GRAFAND482. CÁDIZ, 11/04/2024.- El director de cine José Manuel Serrano Cueto posa para EFE delante del cartel de su documental sobre un actor argentino Jorge Rigaud, fallecido en 1984 y cuyos restos han ido a parar a una fosa común del cementerio parroquial de Leganés (Madrid) este jueves. EFE/ Román Ríos / Román Ríos (EFE)

Ocurrió casi al final del acto. El director de la película, José Manuel Serrano Cueto, dialogaba encima del escenario del Teatro del Títere con la actriz Paca Gabaldón y el moderador Bruto Pomeroy sobre la película que se acababa de proyectar, su último documental llamado 'Osario norte', cuando sonó en su reloj digital una alarma. Pensó inicialmente que lo estaban llamando. "¿Quién será?", se preguntó en voz alta ante el público. Apagó la alarma y desveló el misterio. No era una llamada. "Es la aplicación que me ha avisado de que ya he dado todos los pasos que debía dar hoy. Y eso que estoy sentado", confesó entre risas y aplausos. Después, en el público, alguien quiso hacer poesía con ese momento. "En realidad, la aplicación no se ha equivocado. Justo, ahí, sentado y hablando de tu película, has completado todos los pasos que tenías que dar para cumplir tu misión". Su misión era rescatar del olvido a Jorge Rigaud, un poderoso actor, cuya muerte, en medio de un doloroso olvido, es el centro de esta película presentada en Cádiz.

A Serrano Cueto le escuece que a las estrellas de cine se las olvide. Lo contó en su admirado documental 'Contra el tiempo', con el que fue nominado al Goya en 2013. Allí actrices y actores que formaron parte del firmamento de estrellas del cine español hacían repaso de sus carreras. En 'Osario norte' se centra en uno de ellos, en Jorge Rigaud, un galán argentino que hizo cine en Francia y España, y que llegó a ser muy popular en nuestro país por haber encarnado a San Valentín en la película 'El día de los enamorados', junto a Toni Leblanc y Concha Velasco. A Serrano Cueto la historia de este actor le llegó por el final. Su amigo Aldo Sambrell le contó que había muerto casi como un mendigo en Madrid y que estaba enterrado en Leganés, justo la ciudad donde ahora reside este director gaditano.

Estreno del documental Osario Norte con Paca Gabaldón, Bruto Pomeroy y José Manuel Serrano Cueto

Estreno del documental Osario Norte con Paca Gabaldón, Bruto Pomeroy y José Manuel Serrano Cueto / Pedro Espinosa Coucheiro

Así empezó esta investigación y así empieza la película en la que el realizador, en primera persona, va narrando sus avances para conocer más cosas de este actor y su destino incierto. Rigaud había sido un actor de renombre, había trabajado en spaguetti westerns, en taquillazos como 'Marisol rumbo a Río', compartió rodaje con Kirk Douglas, Rita Hayworth, Burt Lancaster o Christopher Lee y su apellido, junto al nombre de George o Jorge, aparecía en cintas como 'Los cuervos', 'Pánico en el transiberiano' o 'Al volver la vida'. Como otros intérpretes, su estrella se fue apagando y el gran público le fue olvidando. La muerte de su mujer le hizo quedarse solo al final de sus días. Vivía en un piso de Madrid. Un día fue atropellado en Gran Vía, le dieron el alta de forma prematura y terminó muriendo en un geriátrico. El documental comparte la tesis de que su muerte se podría haber evitado con mejores cuidados.

Para narrar esta historia, además de sí mismo, Serrano Cueto cuenta con los testimonios de actores como Pedro Casablanc, que referencia muy bien la volatibilidad del trabajo de actor, la fama y el oficio de la interpretación. "Esta es una profesión sin memoria". Salen también personas que trabajaron con él como la actriz Paca Gabaldón, Lone Fleming o Eugenio Martín. Y muchos vecinos de su edificio o barrio, que recordaban su figura elegante y de caballero. Especialmente valioso es el relato de Pilar García Jove, la que era directora del geriátrico donde murió Rigaud, que sirve para dimensionar la tragedia que es morirse solo y sin afecto.

Serrano Cueto traza en su película un comprometido y sensible relato en contra del olvido a la gente del cine. La desgracia que supone el contraste de ser un ídolo amado, una persona que ha hecho feliz a tanta gente, y que acaba en el abandono. Es un relato amargo e incómodo, como lo es su propósito personal de que el Ayuntamiento de Leganés coloque algún día una placa en memoria de este actor. Una meta que todavía, a día de hoy, no se ha cumplido. Rigaud es uno de tantos intérpretes que se perdió en el camino del tiempo y este documental sirve para rescatarlo y reivindicarlo, como una especie de compensación a un dolor de difícil consuelo. Como nadie lo reclamaba, los huesos de Rigaud pasaron de una tumba a una fosa común, ese osario norte al que hace referencia el título de la película.

Serrano Cueto ha hecho un largo viaje para poder terminarlo, gracias a la producción independiente de Jorge Rivera, que ha conseguido estrenarla sin ayudas directas. La presentación, tras algunos pases privados, se ha hecho en Cádiz, la ciudad natal de Serrano Cueto y también, cosas del destino, el nombre de la calle donde estaba el geriátrico en el que murió Rigaud. "Gracias, George, por elegir España para hacer cine y ser como fuiste", dijo tras la proyección la actriz Paca Gabaldón. Fue en el Teatro del Títere, allí donde sonó la alarma de Serrano Cueto para decirle, que, al final, todos los pasos para terminar esta película estaban completados. Quién sabe si fue San Valentín el que mandó el aviso.

Pedro Espinosa

Pedro Espinosa

En Radio Cádiz desde 2001. Director de contenidos de la veterana emisora gaditana. Autor del podcast...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00