Sociedad

Alerta en Aragón: el agua embalsada no alcanza el 55% de su capacidad

Ante la falta de agua, algunos municipios solicitan a los bomberos abastecimiento para los depósitos municipales

Sequía en Aragón / alvarobueno

Zaragoza

Una consecuencia del calor y, sobre todo, la falta de lluvias es la sequía, que se nota cada vez más en el descenso del agua embalsada. Con poco más de 4 mil hectómetros cúbicos de reserva, esto no supone ni el 55% de la capacidad.

Si lo comparamos con años anteriores, la disminución es más que evidente y la Confederación Hidrográfica del Ebro ha puesto en alerta a la margen izquierda, aunque no hay riesgo, de momento, de que escasee ni el agua potable, ni para el riego.

"Embalses con índice de escasez los tenemos en situación de alerta en la Cuenca del Aragón y en la Cuenca del Finca, estando el Ésera en situación de normalidad. Pero, en todo caso, están garantizados los abastecimientos y los usos agrícolas que dependen de estas infraestructuras", ha explicado Mario Carreras, jefe de Recursos de Explotación de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Por eso el término es sequía, pero no escasez. En los últimos cinco años el nivel de agua embalsada en la cuenca del Ebro ha descendido hasta un 15%. Eso son 1.100 hectómetros cúbicos menos. La falta de lluvias y el estiaje adelantado han sido los causantes de esta situación. En algunos puntos de la cuenca, hace 20 años que no llovía tan poco.

"El mes de mayo, fundamentalmente, fue muy seco. En el caso de la cuenca de la cabecera del Aragón ha sido el mes de mayo más seco de los últimos 20 años. Y en las cuencas del Cinca y del Gállego ha sido el segundo mayo más seco de las últimas dos décadas. Prácticamente, junio ha sido un mes de puro estiaje", apunta.

Abastecimiento con camiones cisterna

Aunque no haya escasez, hay pueblos que necesitan que los bomberos abastezcan de agua sus depósitos al ver mermados los acuíferos. Para llenarlos se utilizan camiones cisterna. Entre junio y julio, se han realizado 12 actuaciones más que durante los mismos meses del pasado año.

Uno estos pueblos es Sofuentes, donde, esta misma mañana, un dispositivo con capacidad para 18.000 litros de agua, ha suministrado agua al depósito municipal. "El manantial del que se suele abastecer se ha secado", ha indicado José Luis García, bombero de la Diputación de Zaragoza en el parque de Ejea.

Es un servicio, añade, "habitual" todos los años, ya que se puede dar por periodos de sequía o por simples averías en los depósitos. Sin embargo, entre junio y julio se han llevado a cabo 41 intervenciones de este tipo. Por estas fechas, el año pasado, se habían hecho 29. Es decir, 12 abastecimientos más que hace un año.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad