Fútbol

El Real Zaragoza huye de la confianza ante la visita al campo del último clasificado

Plantilla y cuerpo técnico esperan dar un paso más en el juego para alcanzar la tercera victoria consecutiva

La plantilla del Real Zaragoza se ha entrenado este jueves en la Ciudad Deportiva / S. Fuertes

Zaragoza

El Real Zaragoza no se fía de la situación del Mirandés y por eso toma todas las precauciones para visitar el sábado Anduva. El deseo es que se convierta en una tarde para la confirmación de la buena racha que empezó con la victoria en Ponferrada y los tres puntos sumados frente al Sporting en La Romareda. El Mirandés es un rival peligroso porque todavía no sabe lo que es ganar tras seis jornadas, un detalle que eleva el grado de dificultad del encuentro por la actitud con la que partirán los jugadores de Joseba Etxeberría.

La semana ha estado marcada por los mensajes de tranquilidad desde dentro del vestuario y del propio club para escapar de cualquier euforia que haya podido generar los dos últimos resultados. El equipo blanquillo quiere dar un golpe sobre la mesa en Miranda de Ebro con un nuevo triunfo que afiance sus posibilidades y le situé en la jornada 7 en el grupo cabecero.

Carcedo prepara con mimo la visita a Anduva, aunque lo hace con problemas en el centro de la defensa porque las bajas del lesionado Francés y de Quinteros, convocado por Bolivia, dejan al técnico riojano con tan solo dos centrales de la primera plantilla (Lluis López y Jair). Esta circunstancia ha hecho que el jugador del filial, Miguel Operé, se haya ejercitado con el primer equipo durante la semana y es probable que entre en la convocatoria.

La gran incógnita de la alineación que el Real Zaragoza presente este sábado en Miranda pasa por conocer si Carcedo se decidirá a darle la titularidad a Iván Azón. El "9" del equipo ha acumulado más entrenamientos en sus piernas y es previsible que tenga el ritmo idóneo de competición que le permita jugar de inicio. Otra cosa es que el entrenador decida juntar en ataque a Giuliano Simeone y al propio Iván Azón, el gran sueño del zaragocismo. No de titular, pero quizás con minutos al lo largo del choque, se espera que pueda aparecer Pape Gueye, sin participación en los dos últimos partidos.

Entrenamiento y viaje

Juan Carlos Carcedo dirigirá este viernes la última sesión de trabajao en la Ciudad Deportiva antes de partir por la tarde en autobús hacia Miranda de Ebro, donde el sábado (16,15 horas) espera el equipo de Joseba Etxeberría. Cerca de un millar de zaragocistas apoyarán a su equipo desde las gradas de Anduva.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad