Sociedad

Éxito, con más de 600 participantes, de la Andada solidaria por la salud mental en Huesca

En esta ocasión se pedía especial atención a la enfermedad mental en el medio rural

Momento de la salida de la marcha por la Salud Mental de Arcadia y la Fundación Rey Ardid

Huesca

La Andada solidaria e itinerante, que organizan la Fundación Rey Ardid y Arcadia, se ha celebrado en su 7ª edición, por primera vez en Huesca. En esta ocasión, con más de 600 inscritos, lo que se considera todo un éxito. Un evento que pretendía sensibilizar a la sociedad aragonesa ante los problemas de salud mental, que se han visto agravados con la pandemia, así como que la clase política cree los dispositivos necesarios para que las personas con enfermedad mental se adapten a la vida normal, algo para lo que trabajan las dos entidades.

Andada salud mental

La finalidad de la andada también era recaudar fondos para el impulso de cinco proyectos solidarios, de AFAPEM-HU, ARO Hueca, Asociación Parkinson Aragón, ASAPME Huesca y Cruz Blanca.

El presidente de la Fundación Rey Ardid, Alfonso Vicente, se mostraba satisfecho por la respuesta de los oscenses y de muchas entidades que les han ayudado. Recordaba que el objetivo de esta andada es hacer visible la salud mental, una gran desconocida que necesita mucho apoyo institucional.

Más de 600 oscenses han realizado la Andada por la salud mental

El presidente de Arcadia, Alberto Larraz, también estaba contento por la participación, en un acto que debe servir para que los ciudadanos se den cuenta de los problemas que se tienen con la salud mental. Este año se hacía hincapié en el ámbito rural, donde no existen nos dispositivos de rehabilitación psicosocial y atención directa a la enfermedad mental, que hay en las localidades de mayor tamaño, por lo que quieren incentivar la mejora de la atención en el medio rural.

Larraz hacía también un llamamiento a los políticos para que presten atención a este tema, y se pongan en marcha los dispositivos que sirvan para que los enfermos mentales se adapten a la vida normal.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, participaba en la marcha y daba importancia estas actividades con la que se ayuda a dar visibilidad en la ciudad a este tipo de problemas.

La marcha contaba con dos modalidades. Un recorrido de 10 kilómetros y otro de 5. La jornada terminaba con la celebración, para 500 personas, de una comida popular, con una paella que elaboraba el cocinero Antonio Arazo.

Además, la música estaba presente durante toda la jornada, con actuaciones de los Gaiteros de Zaragoza, el coro de Arcadia y final de fiesta con el grupo de rock Empoderaos de Arcadia.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad