Sociedad

Más de un centenar de árboles serán replantados para recuperar el "bosque urbano" de Huesca en los alcorques vacíos

Hay marras con árboles que ha habido que talar, que han muerto o que no se han adaptado

La alcaldesa de Huesca, plantando un árbol

La alcaldesa de Huesca, plantando un árbol

Huesca

El Ayuntamiento de Huesca ha iniciado el programa de replantación de árboles, con la plantación de 135 ejemplares de 21 especies diferentes. Se reponen en alcorques que por diversas razones se han quedado vacíos, o sustituyen a ejemplares que han agotado su vida útil en la ciudad.

Para llevar a cabo este programa, se ha adjudicado con un contrato mixto de suministro y además también de la ejecución de la plantación. La empresa Plantae ejecutará la plantación, mientras que Viveros Jara proveerá la planta. Han comenzado con plantaciones donde había más marras en calle, como en la calle Calatayud con 22 ejemplares de la especie Koelreuteria panniculata fastigiata, Jaboneros de China, que vienen a sustituir otra especie que estaba dando muy malos resultados y una elevada mortalidad, la denominada comúnmente Acacia de bola.

Se trata de árboles con porte muy compacto y verticalizado, con los que se va a ver cómo funcionan en calles con poco espacio.

La ciudad es un entorno inhóspito para el desarrollo del arbolado y hay muchas causas por las que se pierden. La técnico de infraestructura verde, Ana Pérez, recordaba que estos últimos años de sequía han tenido consecuencias graves para algunas especias que no se han adaptado bien en la ciudad, como los tilos o los castaños de indicas, que se queman con el excesivo calor.

La alcaldesa de Huesca, Lorena Orduna, que participaba en la plantación de un liquidámbar en la calle Calatayud, junto al concejal de Medio Ambiente, José Miguel Veintemilla, hablaba de la importancia de contar con árboles en la ciudad.

Otros trabajos de entidad que se van a realizar son la retirada y sustitución de 4 chopos junto a monumento a los danzantes. Estos chopos eran sometidos a podas de eliminación completa de copa, puesto que el estado de su estructura no soportaba peso. Se optimizarán los costes de mantenimiento, se disminuirá el riesgo y se conseguirá una mayor cantidad de beneficios a los ciudadanos con la sustitución por nuevo arbolado. En esta ocasión se continuará con la alineación que hay en los parterres de esa calle: Acer platanoides "Crimson King", una especie muy llamativa por su coloración roja que gozará de un lugar privilegiado para poder desarrollar su porte en libertad sin interferir con otras infraestructuras urbanas.

También se terminará de plantar arbolado que quedó pendiente en la renovación del parque San Martín. Se introducirán nuevas especies para comprobar su funcionamiento en Huesca, como son la Tipuana y el Falso pimentero, entre otras más habituales como el avellano, el sauce o el nogal.

En el paseo Ramón y Cajal se plantará en el parterre que quedó completamente desarbolado con la desaparición del único cedro que tenía. Se plantarán dos olmos resistentes a la enfermedad de la grafiosis.

Desde el área de Medio Ambiente se indica que se priorizan las actuaciones donde más falta hacen o donde se pueden realizar actuaciones de impacto por haber varias marras agrupadas optimizando los trabajos. Hay que recordar, apuntan desde el área, que lo importante no es el número de árboles sino de hojas, ya que interesa tener “buenas copas” que se puedan desarrollar. Se trabaja por llevar al bosque urbano de Huesca a su máximo potencial con los recursos disponibles.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00