Sociedad

Víctor Fernández cumplirá su cuarta etapa en el Real Zaragoza con el único objetivo de ascenderlo a primera

El técnico aragonés vuelve a su banquillo para reflotar al equipo, y empezar a sentar las bases de la próxima temporada y acabar el trabajo que la pandemia se llevó por delante en 2020

Víctor Fernández, durante un entrenamiento en las instalaciones de la Ciudad Deportiva / Real Zaragoza

La enésima desilusión que provocó la decepción del Real Zaragoza en Valladolid ya parece algo del pasado. La elección de Víctor Fernández ha devuelto el ánimo y la esperanza al zaragocismo. Víctor regresa por cuarta vez a su club, es el entrenador más laureado y que más veces ha dirigido al Real Zaragoza. Siempre ha estado, en las buenas y en las malas. Como ejemplo, su último servicio, cuando llegó en 2018 a arreglar una situación desesperada, mucho más peligrosa que la actual. Habían pasado por el banquillo Idiákez y Alcaraz, salvó al Zaragoza y en la siguiente temporada estuvo muy cerca del ascenso. La pandemia lo cambió todo cuando el Real Zaragoza iba disparado a primera división. Se paralizó una liga que regresó en junio. Para entonces Víctor Fernández ya no pudo tener a Puado, Luis Suárez y El Yamiq, tres pilares fundamentales de aquella plantilla.

Víctor Fernández ya pudo volver el pasado mes de noviembre cuando el club destituyó a Fran Escribá. Estaba dispuesto a empezar su cuarta etapa, pero entonces Cordero decidió apostar por Julio Velázquez. Cuatro meses después la respuesta al veterano técnico aragonés de "no queremos recurrir al pasado" se convirtió en una llamada de auxilio. El zaragocismo de Víctor es más fuerte que el rencor que otra persona, en su piel, hubiera aplicado al requerimiento, ahora, de la entidad. Sin dudas, sin inquina, todo lo contrario. Dispuesto a ayudar, a colaborar, y a ponerse al frente desde el minuto uno. La sintonía con Raúl Sanllehí y Juan Carlos Cordero fue perfecta desde el minuto uno de la reunión que mantuvieron el domingo pasado.

El gran deseo de Víctor Fernández es devolver al Real Zaragoza al lugar que le corresponde. Acabar el trabajo que condicionantes externos impidieron que fuera en la campaña 19-20. Desde este martes tiene trabajo para en los menos de tres meses que restan de competición evitar que la temporada se tuerza más de lo que la ha liado Velázquez. Además de eso, va a comenzar a sentar las bases del proyecto de la próxima temporada con una propiedad que ha estabilizado al club y no va a escatimar recursos económicos. Los propietario han invertido más de 35 millones de euros. Fernández y Cordero serán los encargados de remozar la plantilla y preparar un plan que opte de manera firme al ascenso.

La nueva etapa en el banquillo comenzará este martes con el primer entrenamiento en la Ciudad Deportiva y posteriormente se realizará la presentación del técnico en La Romareda. Víctor Fernández apuesta por David Navarro como segundo y mantiene a Miki Lampre como preparador físico. El cuarto estreno de Víctor en La Romareda se producirá el próximo domingo (18,30 horas) en el partido contra el Espanyol, que llega a Zaragoza con el ascenso directo entre ceja y ceja.

Santiago Sáez

Santiago Sáez

Redactor de Deportes. Cubre la información del Real Zaragoza desde 1995, año en el que se incorporó...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00