Sociedad

Los nabateros de Sobrarbe mantienen la tradición y descienden por el río Cinca

Tres nabatas de dos trampos bajarán este domingo desde Laspuña a Aínsa

Los nabateros de Sobrarbe descenderán este domingo por el río Cinca desde Laspuña hasta Aínsa.

Los nabateros de Sobrarbe un año más, y con este ya son treinta y ocho, volverán a realizar el tradicional descenso de nabatas por las frías y bravas aguas del río Cinca. Los nabateros que recorrerán los doce kilómetros entre Laspuña y Aínsa, han preparado tres nabatas de dos trampos. El caudal del río Cinca es óptimo para realizar el descenso.

La Comarca de Sobrarbe fue el primer territorio aragonés que impulsó y consiguió que estas plataformas volvieran a descender por un río como homenaje a los antiguos nabateros. La recuperación de este antiguo oficio y el descenso por el río Cinca fue reconocido como “Fiesta de Interés Turístico” y “Bien de interés cultural inmaterial” por el Gobierno de Aragón.

Por su parte, la Unesco declaraba el transporte fluvial de la madera como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Las asociaciones de nabateros aragoneses se sumaban a la candidatura internacional que lideraba Polonia y en la que también estaban países como Austria, República Checa, Alemania y Letonia.

Para Sobrarbe el descenso es un gran acontecimiento turístico y social que se ha convertido en un fenómeno de masas. En el año 1941 tuvo lugar el último descenso nabatero profesional. La Asociación de Nabateros de Sobrarbe recuperó en 1984 esta tradición que este año cumple el 38 aniversario.

La tradición nabatera del Cinca, transporte de los troncos de madera por el río desde el Pirineo hasta Tortosa en el Mediterráneo, se remonta al SXVI época en la que ya se encuentran los primeros documentos escritos sobre esta peligrosa profesión.

Uno de los objetivos de los nabateros de Sobrarbe es rendir un merecido homenaje a sus antepasados y que sirva también como un abrazo de agradecimiento a todos los que se emocionan con lo que hoy es una fiesta y en su día fue un duro oficio.

Las Nabatas, hoy en día, se han convertido en un importante reclamo turístico en la comarca de Sobrarbe siendo numerosas las personas que durante el penúltimo domingo del mes de mayo vienen a disfrutar de la tradición, de la naturaleza y de nuestra reconocida gastronomía.

Los nabateros han preparado tres nabatas de dos trampos.

Los nabateros han preparado tres nabatas de dos trampos.

PROGRAMA

Día 18 Sábado

9:00 h / Aguado de nabatas en la placha del Cinca.

(Puente de Laspuña)

11:00 horas: Feria de productos y productores locales Km 0 y descenso popular tradicional de kayak

17:30 h / Visita guiada al ecomuseo Luis Pallaruelo.

21:00 h / Cena nabatera y fiesta en Laspuña.

Día 19 Domingo

LASPUÑA

8:00 h / Ofrenda floral, monumento Laspuña.

9:00 h / Misa nabatera.

9:30 h / Almuerzo popular.

10:30 h / Concentración de Automóviles historicos-clásicos en la zona deportiva de Escalona

11:00h / Salida de nabatas (puente Laspuña).

A partir de las 12:15 h/ Llegada de nabatas a Aínsa

Los nabateros están preparados para realizar el descenso.

Los nabateros están preparados para realizar el descenso.

BREVE HISTORIA DE LAS NABATAS EN SOBRARBE

Las Nabatas se han convertido en un fenómeno de masas en la Comarca de Sobrarbe y constituye uno de los acontecimientos turísticos y sociales más importantes de la primavera.

La tradición nabatera del Cinca se remonta al S.XVI, época en la que encontramos los primeros testimonios de esta peligrosa profesión en localidades como Laspuña, Puyarruego y Escalona.

Este oficio no sufrió ninguna evolución con el paso de los años. La lentitud y peligrosidad de la labor junto con la llegada al valle de los primeros camiones de carbón y leña hicieron que se extinguiera esta forma tradicional de transporte. Por otra parte la regulación del Cinca y el Ebro, con la construcción de presas y pantanos hicieron inviable del todo este método de navegación.

La nabata es un antiguo de transporte de los troncos de madera de las zonas productoras de la montaña a las serrerías, situadas en las partes bajas de los valles. El trayecto iba desde el Pirineo hasta Tortosa en el Mediterráneo.

RECONOCIMIENTOS

La Unesco declaraba el transporte fluvial de la madera como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Las asociaciones de nabateros aragoneses se sumaban a la candidatura internacional que lideraba Polonia y en la que también estaban países como Austria, República Checa, Alemania y Letonia.

El departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón declaraba "Bien de interés cultural inmaterial" la cultura del transporte fluvial de la madera en Aragón. Se reconocía y protegía de esta forma una actividad tradicional que constituye una parte esencial del patrimonio etnológico aragonés y que sigue viva mediante la celebración anual de descensos de nabatas.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00