Actualidad
salud pública

Empieza a descender la última ola, que deja cifras nunca vistas y agotamiento en el sector sanitario

El pasado 10 de enero se alcanzó el pico de la ola en la provincia de Huesca con 1.195 casos. En el último mes han fallecido 45 personas

La séptima ola de coronavirus ha dado de pleno en la provincia de Huesca, que fue la primera que la inició en Aragón, con cifras nunca vistas. Aunque el aumento comenzó en a finales de noviembre, la ola empezó su explosión tras el puente de la Constitución y la Inmaculada. Hasta entonces, las fechas de los máximos habían sido el 31 de octubre de 2020 y el 23 de julio de 2021. Pero esta vez ha sido, en cuanto a contagios e incidencia, muchísimo peor que todas las anteriores. El pico llegó el pasado 10 de enero, cuando se notificaron 1.195 casos, récord con el mayor número de contagios de toda la pandemia.

El incremento en casos ha sido imparable, con más de 19.000 en el último mes, cuando también ha habido en la provincia 45 fallecidos. La incidencia llegó a situarse, lo nunca visto, por encima de los 6.100 casos por cada 100.000 habitantes en localidades como Huesca, Barbastro, Jaca o Monzón.

Aunque la repercusión ha sido menor gracias a la vacunación de un porcentaje muy elevado de la ciudadanía, la situación ha saturado centros de salud y atención primaria. El presidente del Colegio de Médicos, José Borrel, mostraba su enfado dos años después, asegurando que había que facilitar la accesibilidad y que no se habían ampliado ni las líneas telefónicas, ni el personal administrativo, y criticaba que solo que decidiese cerrar el ocio nocturno a las 2 de la madrugada. "Vamos a meternos en lo realmente importante: en el deterioro tan grande que hay en el sistema sanitario", concluía.

Ante esta situación, los responsables médicos de la provincia, en estas últimas semanas han pedido a los políticos que se pongan las pilas y negocien con los sanitarios.

El Hospital Universitario San Jorge de Huesca, con la 5ª planta covid llena y destinando espacios de la 4ª y la 6ª a estos enfermos, veía como la UCI se ha vuelto a saturar, con 10 pacientes, y hubo que ampliarla en 4 plazas más. Además, se han empezado también a retrasar algunas operaciones quirúrgicas programadas o que no presentan urgencia. También hubo que bloquear uno de los 7 quirófanos del hospital debido al elevado número de trabajadores sanitarios que estaban de baja.

Colegios, institutos, universidad, y numerosos centros de trabajo y empresas se han visto afectados por la gran cantidad de contagios de las últimas semanas. Desde CEOS-Cepyme Huesca, no pueden precisar cuántos empleados hay de baja, pero aseguran que son muchos y que algunos negocios (hostelería, comercio, o talleres donde se necesita mano de obra presencial) han tenido que paralizar la actividad.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad