SER Deportivos GijónSER Deportivos Gijón
Fútbol

El Villarreal pesca en el río revuelto de Mareo

El club castellonense quiere fichar a los infantiles rojiblancos Álex Castaño y Edu González, al tiempo que negocia convenios con clubes gijoneses como el Llano 2000

Momento en el que el Sporting le marca al Villarreal en la Copa del Rey. / Real Sporting

Gijón

La cordialidad (cariño, incluso) entre los dirigentes de Sporting y Villarreal saltaron por los aires hace algo más de un año. El club gijonés decidió acudir a los tribunales para defender legítimamente sus derechos tras la marcha al club amarillo del canterano rojiblanco Christian Ferreres a través de un cambio de domicilio. El Villarreal fue condenado a abonar 300.000 euros al club gijonés. El Sporting ganó una escaramuza, pero empezó entonces una guerra contra un rival más poderoso, que ni olvida ni perdona aquello. Ahora el Villarreal trata de cobrarse su vendetta: el club amarillo pretende llevarse al término de este curso a dos de los más prometedores jugadores infantiles de Mareo: el defensa Alejandro Castaño y el delantero Eduardo González. Al mismo tiempo, negocia la firma de convenios con clubes gijoneses, vinculados hasta ahora el Sporting. El primero con el que se han entablado negociaciones es con el Llano 2000. Por hacer caso omiso a la recomendación de que es preferible un mal acuerdo que un buen pleito, el Sporting puede pagar ahora las consecuencias.

El asunto podría no acabar aquí. El Villarreal sigue estudiando la cantera rojiblanca y está dispuesta a realizar más movimientos similares. En los casos de Álex Castaño y Edu González juega a favor del cuadro amarillo su condición de infantiles: al ser menores de 16 años, el Villarreal cree que no encontrará trabas legales para incorporarles a sus filas.

La baza de los recursos

El club castellonense juega sus bazas en un momento de especial debilidad en el Sporting, con el primer equipo en uno de los momentos más delicados de su historia, un momento de transición con la salida de un secretario técnico (Noé Calleja) y la llegada de otro desconocido (Fran Rico) y tras una temporada en la que la cantera rojiblanca se ha resentido, con resultados muy pobres, perdiendo en casi todas las categorías la batalla regional contra el Oviedo. Una rivalidad que no solo han ganado los azules en el campo, sino también en algunos casos llegando primero a jugadores interesantes de otros equipos del fútbol asturiano, por más que Javier Fernández lo negara en la junta de accionistas. El club pretende ampliar su ciudad deportiva con la compra de la finca anexa a Mareo gracias a los fondos CVC, pero otros clubes como el Villarreal le llevan una enorme ventaja, tras años trabajando con enorme mimo su fútbol base.

El Villarreal ofrece a sus canteranos la posibilidad de llegar a un primer equipo consolidado en la élite del fútbol nacional y europeo, cuenta no con una sino con dos ciudades deportivas y dedica incontables recursos a la cantera. Como ejemplo, al margen de sus colaboradores internacionales, el Villarreal tiene una red de 25 ojeadores en toda España.

Otro asunto sensible es la posibilidad de que clubes gijoneses firmen convenios de colaboración con el Villarreal de cara a futuro. El Llano 2000 ha sido el primero con el que se han entablado contactos, pero la previsión es que no sea el último. El asunto dará que hablar, porque hasta este temporada todos los equipos de la ciudad mantenían un acuerdo de colaboración con el Sporting a través de la Asociación de Clubes de Fútbol Base de Gijón. El Sporting dedica una partida económica a estas entidades a cambio de tener derecho preferencial sobre los jugadores de estas entidades.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad