Tribunales

"Eres más puta que nadie": un joven de 26 años acepta dos años de cárcel por morder la cara a su exnovia

El acusado también deberá cumplir una orden de alejamiento de seis años y pagar una indemnización de más 50.000 euros

La joven tardó en curar 182 días y le ha quedado como secuela una cicatriz y una sintomatología ansioso-depresiva reactiva. / Cadena SER

Asturias

Un hombre acusado de morder en la cara a su expareja ha reconocido los hechos y ha aceptado una condena de dos años de prisión, alejamiento durante otros seis y el pago a la víctima de una indemnización 51.450 euros, dinero que ha consignado en la cuenta del Juzgado antes de la celebración del juicio.

La Fiscalía ha llegado a un acuerdo con la defensa por la que el acusado ha reconocido su autoría en un delito de lesiones, lo que ha hecho innecesario el desarrollo del juicio que iba a celebrarse hoy ante los magistrados de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

El acusado, de 26 años, ha admitido que en la madrugada del 18 de agosto de 2018, apenas un mes después de la ruptura con la pareja con la que había mantenido una relación sentimental durante dos años, coincidió con ella en las fiestas de Lugo de Llanera, y cuando vio que saludaba a un chico, se le acercó, le insultó diciéndole "eres más puta que nadie" y seguidamente le propinó un fuerte mordisco en la cara.

La víctima sufrió una herida inciso contusa en la mejilla izquierda, al lado de la comisura bucal, que se complicó y precisó, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico consistente en sutura de la herida y posterior retirada de puntos, tratamientos antibióticos, intervención quirúrgica bajo anestesia local y curas periódicas. La joven tardó en curar 182 días y le ha quedado como secuela una cicatriz y una sintomatología ansioso-depresiva reactiva.

La Fiscalía ha imputado al acusado un delito de lesiones y le ha aplicado la circunstancia agravante de desprecio de género y la atenuante de reparación del daño al haber indemnizado a la víctima previamente a la celebración del juicio con los 51.450 euros que solicitaba la acusación. El acusado ha admitido además de los dos años de cárcel, la prohibición de aproximarse a su expareja a menos de 500 metros durante otros seis y no podrá comunicarse con ella por cualquier medio durante el mismo periodo de tiempo. Asimismo, se ha comprometido a indemnizar al Servicio de Salud con la cantidad que se acredite por los gastos sanitarios.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad