Tribunales

El Tribunal Supremo rebaja de 12 a cinco años la pena al asesino de Silvia Hernández

El alto tribunal considera que las dos cuchilladas que le perforaron un pulmón y el estómago son un delito de lesiones por imprudencia con resultado de muerte

Juicio por la muerte de Silvia Hernández en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón, en 2018. / Europa Press

Asturias

El Tribunal Supremo ha rebajado la pena de 12 a 5 años de prisión para la pareja sentimental de Silvia Hernández, de 34 años, que tenía reconocida una discapacidad psíquica del 70%, al considerar que cometió un delito de lesiones por imprudencia con resultado de muerte cuando le asestó dos cuchilladas que le perforaron un pulmón y el estómago, en 2016, en el domicilio conyugal en Gijón.

El alto tribunal ha reducido sensiblemente la condena al estimar que Celestino G.V. no fue autor de un delito de homicidio por omisión con la agravante de parentesco, como mantuvo el jurado que le condenó en la Audiencia Provincial cuando, tras apuñalar a la mujer, se desentendió de ella y no le prestó asistencia ni le procuró atención médica en las horas transcurridas desde el apuñalamiento hasta su muerte.

El abogado defensor, Enrique Lamadrid, ha logrado que prospere el recurso de casación que interpuso por presunción de inocencia, infracción de ley y quebrantamiento de forma contra la sentencia condenatoria de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón, posteriormente ratificada por la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

Sin embargo, la decisión del Supremo no ha sido unánime, ya que el magistrado Julián Sánchez Melgar ha expresado su disconformidad con el fallo y ha emitido un voto particular donde se pronuncia a favor de la condena por el delito de homicidio por omisión, como consideró el jurado de la Audiencia Provincial y, por tanto, entiende que la pena no debería rebajarse.

La Sala mantiene como hechos probados que la pareja discutió sobre las cuatro de la madrugada del 13 de marzo de 2016 en la vivienda que ambos compartían en Gijón y en el transcurso de la cual Celestino G.V. apuñaló con un cuchillo a Silvia Hernández, y a pesar de la gravedad de las heridas “no le procuró asistencia médica y se desentendió de ella" sin procurarle cuidado alguno hasta que empeoró y falleció en la mañana del 14 de marzo.

El matiz que ha llevado a rebajar la condena es que en la sentencia del Supremo se añade que no puede afirmarse a la vista de la prueba practicada de forma concluyente que ni acusado ni víctima, en el tiempo que transcurrió desde la agresión hasta el fallecimiento, “se representase la posibilidad de que la lesión pudiese desembocar en un resultado letal como consecuencia de las heridas internas”.

Por tanto, el Supremo estima que los hechos son constitutivos de un delito doloso de lesiones con la agravante de parentesco en concurso ideal con un delito de homicidio culposo por imprudencia grave y advierte de que la gravedad de los hechos invita a buscar el máximo posible de pena: cinco años de prisión.

Los magistrados le absuelven del delito de homicidio por omisión y le condenan por un delito de lesiones con arma con la agravante de parentesco en una sentencia que es firme y ya no admite recursos.

Por el contrario, al argumentar su voto particular, el magistrado Sánchez Melgar recoge textualmente la frase: "El acusado ha matado a la víctima clavándole un cuchillo en dos zonas corporales a consecuencia de la herida interior provocada por una de ellas".

En su opinión, los hechos son "tan simples como trágicos" y afirma que se trata de un "terrible suceso que se enmarca desgraciadamente en tantas y tantas secuencias de violencia de género, en los cuales el acusado acaba con la vida de una mujer, ligada con el agresor por una relación matrimonial o de pareja estable, como esto último aquí ocurría".

Además, no obvia que el condenado se desentendió de la víctima, a pesar de que sus posibilidades de autoatención estaban condicionadas por su discapacidad psíquica, razón por la cual "no solamente dependía de su pareja para ser atendida en un centro sanitario, sino que la acción del acusado se incrementaba en su crueldad aún más, por dicha circunstancia", subraya.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad