Política

Barbón plantea ayudas directas para el cuidado de niños sin plaza en las escuelas de bebés y elevar las ayudas a la natalidad

El presidente anuncia en su discurso del debate sobre el estado de la región un acuerdo para trasladar la Audiencia Provincial y ampliar el campus del Cristo en terrenos del antiguo HUCA

Barbón se dispone a pronunciar su discurso en el último debate sobre el estado de la región de la presente legislatura. / Armando Alvarez

Oviedo

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha dedicado este lunes una hora y veinte minutos a sembrar objetivos políticos y tender puentes con potenciales socios para lo que resta de mandato antes de las elecciones de 2023. Era su turno en la primera jornada del último debate, en esta legislatura, de orientación política general –o debate sobre el estado de la región-. Barbón hizo de la primera parte de su discurso una suerte de presentación de hoja de servicios, con un exhaustivo repaso a los hitos de su mandato, bien como ejecución directa de su gobierno o de acciones emprendidas por otras administraciones e incluso el sector privado, pero siempre fruto de la presión, mediación o acompañamiento del ejecutivo que él preside. Pero la parte magra del discurso, la de los anuncios, se reservaba el final.

Y el anuncio más relevante fue en realidad una propuesta, un gancho para intentar ganarse los votos que le permitan aprobar los presupuestos de 2023 y hacer un pleno de legislatura –cuatro de cuatro-. En línea con uno de sus objetivos de legislatura –el reto demográfico- la propuesta incluye varias medidas que directa o indirectamente pretenden fomentar la natalidad, comenzando por una nunca ensayada antes en Asturias: ayudas de 1.500 a las familias que no encuentren plaza para sus hijos en las escuelas de 0 a 3 años, bien porque no haya centro en su municipio de residencia o no el cupo disponible esté cubierto. Pero además Barbón pretende elevar de 1.000 a 1.200 las ayudas directas al nacimiento del primer hijo, y a 1.700 si es el segundo. En los municipios rurales la ayuda será de 2.200 euros por cada niño. Y es en el misma línea el Gobierno pretende reforzar las deducciones fiscales ya vigentes para las familias incrementando los topes de renta para adaptarse a la inflación desbocada. También se ampliará el concepto de concejos rurales en riesgo de despoblación para aumentar la nómina de beneficiaros en ese concepto y se reducirá la tributación suelos rústicos y explotaciones agrarias.

Son en todo caso medidas sujetas a la aprobación de un presupuesto para el que él prefiere socios progresistas a los que hoy ha invitado a pactar para proteger a familias y empresas, y ahí ha incluido la ampliación de las ayudas de garantía energética hasta el umbral de los 25.000 euros de renta. O doblar la partida para las becas para comprar libros de texto.

Más dinero y más eficiencia es lo que ha prometido Barbón, que ha reconocido errores, este mismos año, en la tramitación de una línea muy sensible, la de ayudas al alquiler de vivienda, a pesar de que responde personalmente por el esfuerzo de la consejera de Derechos Sociales; "hasta las cachas" ha dicho el presidente. Y es que el discurso de Barbón había sido también un repaso de su mandato con sus luces y sus sombras. A algunas de estas últimas ha aludido en asturiano en el discurso del presidente, la lengua elegida para reconocer el fracaso colectivo de la fallida reforma del estatuto de autonomía que fía a un nuevo equilibrio de fuerzas parlamentarias en el próximo parlamento que salga de las elecciones de 2023.

ACUERDO PARA UNIFICAR LAS SEDES JUDICIALES

En lo que el propio Barbón describió como la traca final, la parte de los anuncios, desveló también un acuerdo a varias bandas para lograr el eternamente perseguido objetivo de unificar las sedes judiciales de Oviedo y al tiempo contribuir a reorganizar los campus de la Universidad de Oviedo y dotar de nuevos usos a los terrenos del antiguo HUCA en el barrio de El Cristo. Una carambola a tres bandas que el presidente describió como muy avanzada. Las sedes universitarias de Llamaquique acogerían la nueva sede de la Audiencia Provincial, en las inmediaciones del actual Palacio de Justicia mientras que donde un día se ubicaron la Maternidad o el Instituto de Silicosis del complejo hospitalario se habilitaría una especie de campus B, que prolongaría el del Cristo. Como complemento, Barbón ha anunciado que en los presupuestos del año que viene, los que están por negociarse –y veremos si aprobarse- se consignará una partida de 3,5 millones de euros para el derribe de los edificios del antiguo hospital.

En el capítulo de los anuncios, otro largamente esperado en el Suroccidente: la licitación –que es cosa del Ministerio de Transportes- de la segunda fase del proyecto de rehabilitación del Monasterio de Cornellana, presupuestada en casi 2 millones de euros.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad