Tribunales

Acepta cuatro años y medio de cárcel por intentar matar a un conocido en Gijón

La víctima sufre, entre otras secuelas, un trastorno de adaptación y el acusado permanece en prisión provisional desde 2020

La serie Amar es para siempre vuelve a rodar en La Cárcel de Segovia

El acusado ha admitido que le golpeó en la zona derecha de la cabeza con un instrumento cuyas características concretas no constan pero que, según la Fiscalía, era de cierta contundencia.

Gijón

Un joven de 22 años ha reconocido que agredió en la cabeza con un objeto contundente a un conocido en Gijón y ha aceptado cuatro años y seis meses de prisión y cinco años de libertad vigilada por su autoría en un delito de homicidio en grado de tentativa. El acusado ha admitido los hechos ante los magistrados de la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón, tras alcanzar un acuerdo de conformidad entre la defensa, la Fiscalía y la acusación particular.

El acuerdo contempla además que el acusado permanecerá bajo libertad vigilada durante cinco años en los que tendrá la obligación de estar siempre localizable mediante aparatos electrónicos, comunicar inmediatamente en plazo y por el medio que se establezca cualquier cambio de domicilio y prohibición de aproximación y de comunicación con la víctima por cualquier medio. Además, indemnizará a la víctima con 10.000 euros y al Sespa con la cantidad que resulte acreditada por los gastos médicos.

La agresión tuvo lugar sobre las 13:45 horas del 2 de julio de 2020 en la calle Venezuela de Gijón, a la altura de la Avenida de las Industrias, cuando el acusado se encontró con un hombre con quien había mantenido una relación de amistad hasta hacía un año, y sin motivo aparente, se abalanzó de manera imprevista sobre él.

El acusado ha admitido que le golpeó en la zona derecha de la cabeza con un instrumento cuyas características concretas no constan pero que, según la Fiscalía, era de cierta contundencia, con mango de madera y filo y una longitud total de unos 20 centímetros. Seguidamente, el procesado abandonó el lugar y se dirigió a la zona de la Campa de Torres, donde arrojó el instrumento utilizado al mar.

La víctima sufrió lesiones graves que, según la acusación pública, hubieran puesto en peligro su vida de no haber recibido asistencia médica inmediata y sufre, entre otras secuelas, un trastorno de adaptación. El acusado permanece en prisión provisional desde el 4 de julio de 2020.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad